ALLEGRO, MA NON TROPPO





Carlo M. Cipolla es un notable investigador en campos científicos como la historia y la economía, profesor en universidades europeas y norteamericanas y autor de enjundiosos títulos como "Historia económica de la población europea", "Historia económica de la Europa preindustrial y "Entre la historia y la economía". Sus estudios se han especializado en la historia de la moneda y el funcionamiento de las economías preindustriales. Pero además de un erudito de trayectoria impecable y austero carácter científico, Carlo M. Cipolla es un hombre con sentido del humor, alejado de la crítica feroz y la ironía despellejadora y mordaz. Humor del bueno, pariente lejano de Swfit, Chesterton, Twain o Sterne. Así que un día, ni corto ni perezoso, al amigo Cipolla, tal vez como actividad relajante, se le ocurre escribir dos pequeños ensayos en los que de una forma muy inteligente -el humor sólo puede ser inteligente- pergeña una parodia de su propio trabajo investigador para divertir a sus amigos y divertirse él mismo.Hace una edidicón privada de unos pocos ejemplares y los reparte entre sus conocidos. En cuestión de meses se produce una difusión enorme de sus dos ensayos ya que sus amigos los prestan una y otra vez, se hacen fotocopias y con una celeridad de los tiempos de Internet , aún recién nacidos, se van difundiendo en escala geométrica.Ante este fenómeno, Cipolla se decide a publicarlos en edición venal en Italia (1988) y logra un éxito de ventas. Las traducciones a diferentes idiomas se suceden y en toda Europa y Estados Unidos el boca-oido logra un fenómeno que conocemos en estos tiempos digitales como "viral". Ha nacido un libro de culto. Luego vendrá el periódico vaivén de la popularidad, tan efímera a menudo, entre los libros y este libro divertidísimo cae más o menos en el limbo previo al olvido.Pero en una librería de viejo encontré un ejemplar y aquí estamos. El libro está en las principales cadenas de venta, dormido pero presente y seguramente su librero favorito podrá dar con él sin dificultad, ¿no es cierto Octavio Serret? El ingenioso Cipolla decide aplicar ese principio tan contemporáneo de su especialidad, la Economía, aplicando ecuaciones que reflejen las pautas de la conducta humana, aplicando junto a la historia métodos inductivos que provocaría la aparición de un "pseudocientifismo" que, junto a numerosos logros, trajo consigo ciertos problemas derivados de la aplicación de los métodos científicos a objetos de estudio banales o acusadamente irónicos desembocando en hipótesis descabelladas y absurdas pero perfectamente encuadradas en análisis lógicos y coherentes en sí mismos. De esta guisa Cipolla , en el primero de los ensayos, justfica de manera científicamente razonable que una especie, la pimienta, ha provocado cambios esenciales en la historia de la Humanidad desde los egipciones, causando una formidable dinámica de cambio que justifican y aclaran las crisis demográficas, las Cruzadas y otros acontecimientos que la historiografía tradicional ha considerado efecto de causas muy distintas y aparentemente más racionales. Cipolla aporta el método científico básico: dada una determinada hipótesis de trabajo, se buscan y aporatn los argumentos que la justifican. Una vez contratada, la hipótesis se da por verdadera. Y así ocurre con el papel dinamizador histórico de la pimienta. Para el segundo ensayo, "LAS LEYES FUNDAMENTALES DE LA ESTUPIDEZ HUMANA", la cosa se pone aún más estupenda como diría Max Estrella.Usando las herramientas retóricas y científicas aportadas por las Matemáticas en la Economía Cipolla propone la hipótesis de que el número de estúpidos es incalculable y que los estúpidos están más cerca de nosotros de lo que creemos. Usando el poder de convicción práctica de estadísticas y gráficos economico, Cipollea propone una serie de leyes fundamentales de la estupidez humana: 1.-Siempre e inevitablemente se suele subestimar el número de individuos estúpidos en circulación; 2.-La probabilidad de que cierta persona sea estúpida es independiente de cualquier otra característica de esa persona;3.-El estúpido es más peligroso que el malvado;4.- El mundo está formado por incautos, malvados, estúpidos e inteligentes. Con algunas porciones de estupidez repartidas aleatoriamente y temporalmente entre ellos.- 5.- Las estupidez es una de las más poderosas y oscuras fuerzas que impiden el crecimiento del bienestar y de la felicidad humanas.6.- Las personas no estúpidas subestiman siempre el potencial nocivo de las personas estúpidas. Cuando uno acaba de lectura de este breve y desternillante opúsculo es presa de un sentimiento vago pero alarmante: si la propuesta "científica" no fuera tan claramente un despropósito irónico y algo mordaz, tipo la "propuesta" de Jonathan Swift de servir en la mesa de los ingleses a recién nacidos irlandeses bien asaditos para paliar la hambruna irlandesa provocada por el exceso de población y la escasez de alimentos, ¿habríamos sido capaces de advertir la línea entre el fraude pseudoerudito y la certeza científica? ¿Habremos dado por racionales y verdaderas las conclusiones de Cipolla amparadas por argumentos tan ingeniosamente utilizados? Respóndase a sí mismo con sinceridad, querido lector. FICHA Allegro ma non troppo.- Carlo M. Cipolla.-Tras. Maria Pons.- Ed Crítica.-ISBN 9788474235098


comentaris

No hi ha cap comentari a aquest article

comenta
El comentari s'ha enviat correctament i està pendent de validació.