CONFESIONES A LA AMIGA DEL ALMA PRIMERA





No te puedo contrariar lo que de mi deseas

de la vida que hemos creado

en la distancia y las esperas

en más de 12 años ya, de amistad duradera.

No te puedo contrariar,

tienes más razón que yo

en lo que muy bien planteas

pero ya no soy el mismo

y han cambiado mis quimeras

y ya no siento primaveras y

ni la sangre se me altera.

 

Que ya voy bajando la cuesta de la vida

y no me puedo acostumbrar

a ir bajando que el bajar tanto me cuesta,

que no alcanzo a ver a donde me lleva.

 

Amiga del alma primera

de mis años de larga y dura posguerra

no se que va a ser de nosotros

y de otros que nos rodean y acechan

en esta nueva y silenciosa guerra

que tantas pasiones y amores congela.

 

Amiga del alma primera

no congeles tu sonrisa y tu firmeza

no dañes tu alma y tu cuerpo

por una situación pasajera

no rompas alientos ni pierdas ninguna energía

que te puede hacer falta para llegar

a la frontera que deseas y anhelas.

 

Amiga del alma primera

lo que siento por ti lo guardo, por importante

y lo que siento por mi lo pongo al viento de levante

para que renueve esperanzas

y deseos de amor viviente

ese amor que yo sentía por mi

y que un día cayó por un puente

y se despeñó y nunca ha vuelto a ser fuerte.

 

Amiga del alma primera,

nunca me olvides, nunca me dejes

y nunca abandones tu lucha,

por lo que sientes.

 

Tu amigo del alma.



Este relato forma parte del libro Confesiones en la Intimidad de la colección El Mundo de la Pareja.
Para más información visitar www.elmundodelapareja.com o elmundodelapareja.tumblr.com




comentaris

No hi ha cap comentari a aquest article

comenta
El comentari s'ha enviat correctament i està pendent de validació.