EL PERFECTO GENTLEMAN





Alberto Díaz comenta: si usted quiere ser un perfecto gentleman, debe saber cómo y cuándo ha de mandar un SMS, cómo ha de arreglarse el bigote, cómo tiene que jugar al golf, qué tipo de corbata entona mejor con su traje o el acto social al que acude y cómo comportase con gracia, ingenio y corrección en una reunión de antiguos compañeros de universidad
Hace unas semanas les hice partícipes de un libro desternillante titulado "211 cosas que un chico listo debe saber" escrito por un cachondo integral llamado Tom Cutler y publicado por De Bolsillo. Hoy les voy a hablar de otro título de la misma editorial, "El perfecto gentleman" de Phineas Mollod y Jason Tesauro. Este publicado en 2002 en inglés y en 2011 en castellano, y el primero en 2006 y traducido en 2009. Ambos, pues, fuera de circuito editorial pero aún hallables bajo demanda (en estos tiempos la mayoría de los libros tienen una "vida pública útil" muy escasa y abandonan las atestadas estanterías tras unos meses de vida.) Destaco la dedicatoria que uno de los coautores, P.Mollod, hace de su libro: !A todos los libros que me han hecho pensar y sonrojarme (no aclara por qué razón) y a las joyas ocultas de la vida que estaba pidiendo que las descubriese". Esto es justamente lo que hace deliciosa y sugestiva la lectura de este librito pleno de humor, ironía y sentido común pasado por la trituradora de "esas joyas ocultas de la vida" que suelen aparecernos en la existencia cotidiana provocando momentos de cierta tensión, bochorno, risas o agobio. La originalidad de la propuesta es ofrecernos ingeniosas soluciones y actitudes y trucos para salir del apuro. Ya que como bien definen los autores: "El caballero se define por cómo afronta la calma y las tormentas" y nos retrata un gentleman "ingenioso, mordaz, tradicional pero espontáneo, donjuán pero educado". Vamos un personaje de Jerome K. Jerome, Oscar Wilde o Wodehouse. El libro está dividido en secciones que tratan de circunstancias concretas y en cinco partes que engloban esas secciones bajo epígrafes situacionales: el caballero en sociedad, en la intimidad, en sus "potencias" (vicios venerables, entre sábanas o problemas que surgen de los dos anteriores), de viaje y el caballero "ceremonioso" que se dedica a todo lo que hay que saber de protocolo, relaciones públicas y el matrimonio. Un índice temático en las últimas páginas permitirá al lector desmemoriado canalizar su lectura por motivos, si la urgencia aprieta. El capítulo de agradecimientos es particularmente desternillante y el epílogo redundante pero sabroso que asegura que el libro "brinda un rasero de respeto para resolver los más profundos enigmas del amor y del vicio". Y así, si usted quiere ser un perfecto gentleman, debe saber cómo y cuándo ha de mandar un SMS, cómo ha de arreglarse el bigote, cómo tiene que jugar al golf, qué tipo de corbata entona mejor con su traje o el acto social al que acude y cómo comportase con gracia, ingenio y corrección en una reunión de antiguos compañeros de universidad; todo ello con un aire de principios de siglo (XX) que hace las delicias de los que peinamos canas y tenemos el recuerdo fresco de un pasado definitivamente perdido en el que se valoraban las "guías de elegancia, ingenio y otras licencias". No se trata de que nos ofrezcan una solución a nuestros problemas (a algunos sí y de las formas más desternillantes) sino de que no lo pasemos mal, agobiados y temerosos, mientras buscamos la solución más adecuada y que ésta surja sin ponernos en evidencia ni perder la cabeza e incluso ganando el apoyo, la simpatía o la admiración de quienes nos están viendo actuar. Ríase o sonría con el desparpajo que nos muestra, pero no descarte que detrás de la broma hay un ingenio y un saber estar que es una invención de los autores, sino un código flexible de conducta y reglas de convivencia que definen a un estereotipo nada baladí: el caballero a la antigua usanza. FICHA EL PERFECTO GENTLEMAN.- Phineas Mollod y Jason Tesauro.- Trad. Jofre Homedes.- Ed Debolsillo.-338 págs. 12 euros.- ISBN 9788499892054


comentaris

No hi ha cap comentari a aquest article

comenta
El comentari s'ha enviat correctament i està pendent de validació.