El sábado 2 de agosto en Fuentespalda, Jesús Ávila Granados nos introduce en El Matarraña antiguo en su “Mitología céltica”, publicado por Ediciones Dédalo!!!





 
El Matarraña antiguo en “Mitología céltica”, del escritor Jesús Ávila Granados
Martes, 08 de Julio de 2014 00:00

El escritor Jesús Ávila Granados ha editado la obra “Mitología céltica (El mundo de los druidas)”, en la que hace referencia a lugares del Matarraña relacionados con la antigüedad y la Edad del Bronce, los cuales, explica, pueden seguirse a través de itinerarios y senderos de interés socio cultural.

Esta obra, de 548 páginas, está disponible en la librería Serret de Valderrobres. www.serretllibres.com/catalogo/113757/mitologia-celtica

La conferencia: “El Matarraña en la Antigüedad” desvela una parte importante de la historia de estos pueblos y culturas, en una aproximación en el tiempo y el espacio a su forma de pensar y de actuar, analizando los grandes conocimientos de unos sabios –druidas- que tuvieron bajo sus hombros la responsabilidad de velar por la seguridad de toda la tribu, que amaban la naturaleza, dialogaban con los elementos, respetaban a la mujer y escuchaban el latir de los árboles y todo el mundo vegetal, mientras analizaban la posición de los astros, para establecer los lugares de energía sobre los cuales levantar una construcción megalítica.

El Matarraña, gracias a su privilegiado emplazamiento, entre el Sistema Ibérico, los Puertos de Tortosa/Beceite y los valles más meridionales del Ebro, en su curso más inferior, ha sido siempre una tierra de acogida, de llegada, para los pueblos que, desde los tiempos neolíticos, han seleccionado esta comarca para vivir y establecerse social y culturalmente. No es, pues, una casualidad que hoy, ya en el siglo XXI, podamos contemplar un patrimonio tan amplio como diverso y enriquecedor que las culturas y civilizaciones prehistóricas que no dudaron en crear poblados y castros a perpetuidad, donde formar sus familias, explotando los recursos naturales del territorio, ha logrado conservarse a través del tiempo, el espacio y la historia.

Gran parte de este inmenso legado podemos admirarlo en nuestros días, siguiendo las huellas de estos pueblos y gentes, a través de un patrimonio de lo más sorprendente y variado, y que podemos comprender mejor leyendo la obra: “Mitología céltica”.

Esta es su sinópsis:

“Nos guste o no, somos celtas. Nuestra cultura europea está salpicada por doquier de la sabiduría y filosofía mágicoreligiosa de los celtas. Ahora bien, lo curioso es que los celtas, como tales, jamás existieron. Ellos no se llamaban celtas. Eran grupos, tribus, naciones, culturas, pueblos, pero no uno sólo, sino cientos.

Para griegos, romanos y bizantinos, cuna de la cultura y el refinamiento, los celtas eran poco menos que salvajes.

Hombres y mujeres del norte. De zonas frías, oscuras y hostiles.

 

Seres que habitaban tierras por humanizar… Los griegos los denominaban por igual como hiperbóreos, porque vivían más allá de Boreas, el lugar donde habitaba el dios viento…el mundo conocido”.

Información sobre el escritor aquí.

 
Articles relacionats


comentaris

No hi ha cap comentari a aquest article

comenta
El comentari s'ha enviat correctament i està pendent de validació.