EL TIEMPO REGALADO





Alberto Díaz comenta: La escritora y periodista alemana Andrea Köler se ha lanzado a pergeñar un pequeño ensayo sobre la espera, ese lapso temporal que todos hemos padecido y padecemos muy a menudo con cargas tan variadas y variables (una espera de mal agüero puede transformarse en algo agradable y viceversa)
La escritora y periodista alemana Andrea Köler se ha lanzado a pergeñar un pequeño ensayo sobre la espera, ese lapso temporal que todos hemos padecido y padecemos muy a menudo con cargas tan variadas y variables (una espera de mal agüero puede transformarse en algo agradable y viceversa) que la oportunidad y el intento de profundizar en esa cuestión falsamente banal es encomiable. Es un ensayo oportuno en estos tiempos, aunque aparenta no revelar nada nuevo y hasta los cortos y líricos apuntes personales de la autora, insertados separadamente con letra cursiva, añaden a la cuestión una visión original, rompedora, estimulante (a pesar de crear cierto despiste en el lector que tiene que especular con la pregunta de cómo relacionarlos con el tema del libro). La Köhler reflexiona sobre el problema de la espera desde la superficie cotidiana del pensamiento. Ello hace que el libro se lea con el interés y agrado que nos genera lo familiar y disimula su real profundidad. Nota bene: el lector avisado debería, después de leer este ensayo, acercarse a "El aroma del tiempo" de Byung-Chul Han, en el que el tema recurrente del tiempo en afrontado de una forma más creativa (según este filósofo coreano-alemán no estamos ante una aceleración del tiempo sino ante una dispersión temporal, una atomización a la que llama "disincronía", resulta sugestivo aplicar esas ideas a la noción de la espera)) Pero volvamos al hecho de que, en esencia, nos pasamos la vida esperando. Todo evento o circunstancia genera, por definición cronológica, un tiempo de espera. Cualquier acto cotidiano que emprendamos requiere un tiempo de realización y en él hay hiatos, fragmentos de espera más o menos largos. Como diría Lennon., la existencia podría ser aquello que ocurre mientras estamos agobiadísimos esperando algo o a alguien. Los tipos de espera, como sugiere y demuestra Andrea, son incontables y casi siempre de escasa memoria (ni falta que hace). Toda la casuística mental del que espera es mostrada por nuestra autora incansablemente y a menudo con cierto encanto. Todos hemos pasado por eso, ¿verdad? Köhler nos aporta, en un salto cualitativo, el punto de vista de algunas mentes preclaras, una de ellas la de Heidegger, que solía ocuparse con mucha vista de los efectos de lo cotidiano en lo más profundo del hombre (que piensa). Pero no solo el pensador alemán, también el inevitable Becket (que espera a Godot), Baudelaire (y el spleen), Walter Benjamin, Celan o Cioran, Goethe y otro inevitable dado el tema, Kafka, Musil y Nabokov, sin olvidar al Proust que nos enseñó que la espera suele ser tiempo perdido, aunque no para él. Köhler también nos muestra el aspecto psico- sociológico de la espera como símbolo de poder y autoridad (dicen que la puntualidad es la cortesía de los poderosos, pero suele haber poca amabilidad en el poder, política o administración, ante el ciudadano de a pie) hasta pasar por el "vuelva usted mañana" que Larra nos contó de forma más crítica y divertida. Quizá una de las ideas más interesantes que evoca la autora sea esa característica de la espera de "estar atrapada en el instante" Un estar presente de forma tensa, sujeto a la aparición o no de un cambio que de sentido a ese instante que nos atrapa. muy pronto. Sin embargo esperar pacientemente que la amabilidad se convierta en algo general en nuestra sociedad y se eviten las esperas no necesarias, es deseable, hermoso y utópico. Y quizá sea más dinámico conseguir cambiar la percepción negativa de la espera para blindarse a través de la morosidad, la mirada atenta y la valoración de la lentitud en todos los ordenes de la vida. Según el lúcido epílogo del profesor Gregorio Luri la autora nos propone adoptar "la serenidad en el mismo transcurrir de sí mismo junto a las cosas", como remedio contra la ambigüedad de nuestra existencia sometida a una espera que termina siempre siendo mortal ("la cuna se mece sobre el abismo"). FICHA EL TIEMPO REGALADO.- Andrea Köhler.-Trad. Cristina García. Epílogo de Gregorio Luri.- Libros del Asteroide.-160 págs. ISBN 9788417007331 .


comentaris

No hi ha cap comentari a aquest article

comenta
El comentari s'ha enviat correctament i està pendent de validació.