EL UNIVERSO EN TU MANO





Alberto Díaz comenta: Galfard no nos ofrece sólo información selecta, nos ofrece algo más: entendimiento. Esa complejidad organizada de la que se nutre nuestro cerebro llamada conocimiento. Y se trata de los conocimientos más profundos y fundamentales de nuestro tiempo. Narrados con un humor a menudo surrealista
El poeta inglés, William Blake (1757-1827), escribió un largo poema, "Augurios de inocencia", del que vamos a citar sus primeros versos: "Para ver el mundo en un grano de arena/ y el cielo en una flor silvestre/ abarca el infinito en la palma de tu mano/ y la eternidad en una hora". Este poeta visionario, artífice de la palabra y la imagen, decía que la actitud ante la existencia es "verlo todo como es, infinito". El libro que hoy les recomiendo parece seguir esa sacralidad de la realidad sin quedarse en ella, acercándonos al universo con sencillez y asombro, avalado por los datos más recientes que la investigación científica nos ofrece.. El amigo Galfard ha logrado escribir un libro brillante, de lectura fácil, dinámica e interesante. Él pone literalmente en nuestras manos una serie de conocimientos sobre el universo, el tiempo y el espacio, usando un lenguaje coloquial y divertido, evitando tecnicismos farragosos y prometiendo formalmente en el prefacio del libro que "tiene la intención de que ningún lector se quede rezagado en la lectura de su libro". Y a fe que consigue cumplir su promesa, al menos en lo que a este crítico concierne y a mi experiencia en pulsar los criterios lectores de muchos individuos. Desde las preguntas que de niños nos hacíamos cada vez que alzábamos la cabeza y mirábamos en la noche el cielo cuajado de estrellas, la luna, las estrellas fugaces en las noches de agosto o nos extasiábamos con la metafísica poética de "2001, una odisea espacial", o devorábamos sin saber por qué toneladas de ciencia ficción, de ciencia recreativa, de misterios del planeta por resolver hasta las cuestiones especulativas que leíamos en libros sobre física cuántica o descubrimientos de la neurociencias y las conexiones con las fuerzas energéticas primordiales hasta llegar al "todos somos Todo", somos una parte esencialmente relacionada y perteneciente al Universo, las preguntas no han cesado y sólo unas pocas reciben una respuesta científicamente válida. Pues bien, El universo en tu mano da muchas –no todas, eso sería imposible aquí y ahora- respuestas. Y lo que es igual de importante, porque arremete contra las falsas verdades sobre el universo y la física que llevamos siglos repitiéndonos, y algunos tópicos igualmente falsos que se visten con el ropaje cuántico. El hallazgo de este libro es su lenguaje y su recurso a la imaginación del lector de una manera eficaz y fascinante. Un uso fastuoso de metáforas, imágenes brillantes y conceptos profundos explicados con la sencillez y eficacia que utiliza un buen maestro con un niño de cinco años. Conseguir que imagines el aspecto de un agujero negro, el estallido de una estrella, la formación de satélites y planetas. Y añade a esto que Galfard tiene un saludable y chispeante sentido del humor que nos invita incluso a surfear sobre un asteroide para ver la dinámica cósmica de los objetos en el espacio, desde el big bang hasta el estallido del sol en su colapso final arrasando con todo el sistema a su cargo, incluido un absurdo planeta rojo con todo su interior licuado por el calor, el nuestro, que antaño fue azul. Galfard nos permite entender la teoría de la relatividad con una metáfora brillantemente cotidiana y banal, se comporta como el autoestopista galáctico de Douglas Adams, te reduce de tamaño para que veas el comportamiento de los electrones y logra que te plantees seriamente desterrar los conceptos aprendidos y usuales que mantenías -si acaso lo hacías- sobre el tiempo y el espacio y la sorprendente relación entre ellos. ¿Enrevesado? Quizá un poco, dada la ambición del intento de explicación totalizador. Sin embargo no requiere un esfuerzo enorme ni tampoco una formación técnica específica. Es un ensayo divulgativo y muy inteligente. Con él podemos cerrar el círculo entre el microcosmos del cerebro y la mente humanas y el macrocosmos del universo en el que vivimos y del que formamos parte de una forma más íntima y esencial de lo que creemos. Galfard no nos ofrece sólo información selecta, nos ofrece algo más: entendimiento. Esa complejidad organizada de la que se nutre nuestro cerebro llamada conocimiento. Y se trata de los conocimientos más profundos y fundamentales de nuestro tiempo. Narrados con un humor a menudo surrealista: explicar física del cosmos acompañando a un jarrón de porcelana que querríamos destruir. ¿Una metáfora absurda? No, lean el libro y verán que es bastante acertada. Y la intención del autor queda reflejada en esta frase con la que termina su libro: "Espero que la próxima vez que mires las estrellas y la Luna, recuerdes lo extraño, extenso y hermoso que es este universo nuestro, ya que ampliar nuestros conocimiento y nuestros sueños colectivos y perseguir bellezas y misterios ocultos es el camino que nos llevará a lograr la supervivencia a largo plazo de nuestra especie". (Leer más en Diariodemimochila.over-blog.es) FICHA EL UNIVERSO EN TU MANO.-Christophe Galfard. Traducción de Pablo Álvarez Ellacuria. Blackie Books. Barcelona, 2016. 453 páginas. 23 euros.- ISBN 9788416290628


comentaris

No hi ha cap comentari a aquest article

comenta
El comentari s'ha enviat correctament i està pendent de validació.