EL UNIVERSO PARA ULISES





Divertido y ameno recorrido elemental y muy divulgativo de una mente curiosa -la de Juan Carlos Ortega- por las preguntas y los misterios que han llamado la atención del ser humano desde la época de las cavernas, auxiliándose con la cultura del siglo XXI y explicadas -hasta cierto punto- para complacer la curiosidad de un niño de esta época, o mejor de un joven ya consciente de muchos de los adelantos científicos de nuestra época. Narrado en la forma coloquial que podría entender un niño. Pues, en esencia, este libro es una narración dedicada a un niño, Ulises, el hijo del autor (aun demasiado joven para entender la mayoría de los asuntos que se nos cuentan, como reconoce el autor). Es, pues, una apuesta narrativa de futuro pero con una carga informativa que puede contentar a cualquier persona que ame la ciencia, sus descubrimientos y sus misterios. El logro que ansía Ortega no puede, por definición y lógica, ser realizado, pero el intento es loable y en muchos casos suficiente para estimular aún más la curiosidad y tal vez para empujar al lector a ahondar más en muchas de las cuestiones expuestas. Es un variado y ambicioso aperitivo cognitivo. No es tan válido por lo que nos descubre como por lo que nos despierta. Tal como han hecho otros autores con variada fortuna, por ejemplo, el acercamiento al mundo de la filosofía que hace unos años Jostein Gaarder probó con su " El mundo de Sofía". Sería interesante saber cuántos cientos de vocaciones filosóficas despertó aquella obrita pionera. Juan Carlos Ortega se plantea un tema esencialmente inacabable, aunque no inabordable. Desde Einstein a el revolucionario clásico griego Demócrito de Abdera, desde Newton a las aportaciones atómicas de Rutherford y Bohr, pasando por Lemaître, con sus geniales intuiciones que siglos después abrirían la puerta a descubrimientos científicos revolucionarios. Todas las cuestiones que han marcado el progreso científico y técnico son abordadas, quizá de forma superficial pero no menos rigurosa, así la teoría de la relatividad, la asombrosa mecánica cuántica o las últimas hipótesis que conciernen al Cosmos, su comienzo y su presumible progresión hasta el final si la ley de la entropía no nos engaña. Ortega, un barcelonés que no llega a los 50 años, es un divulgador nato que compensa la rigidez de la ciencia con la flexibilidad del humor. Junto a su hijo Ulises le acompañamos en un viaje de ensueño rodeados de figuras como Copérnico, Ptolomeo, Galileo, Demócrito, Kepler, Newton, Cavendish, Max Planck, Pauli, De Broglie, Rutherford, Einstein, Bohr (sin desdeñar a Asimov, Carl Sagan y otros divulgadores literarios)… aprendices de brujo con grandes logros en su haber, figuras de un gigantesco tapiz en el que la magia se da la mano con la física y la imaginación creativa con la filosofía y el "pensamiento crítico". Cultura enfocada en la busca de la verdad, con toda la relatividad que esa palabra conlleva en estos tiempos más que en la antigüedad. Por eso el libro cumple un propósito elemental: despertar la capacidad de asombro en el lector. Pues todo estudiante de filosofía -tan denostada en esta época lamentable que vivimos- sabe desde el principio que fue la capacidad de asombrarse, de maravillarse, la que impulsó la mente del hombre a conocer y transformar positivamente el mundo en el que vive (facultad de la que desgraciadamente ahora estamos perdiendo el control). FICHA EL UNIVERSO PARA ULISES.- Juan Carlos Ortega.- Ed. Planeta.- 428 págs.18 euros. ISBN 9788408041122


comentaris

No hi ha cap comentari a aquest article

comenta
El comentari s'ha enviat correctament i està pendent de validació.