ISABÓ, LA MÁS ELEGANTE MUJER





Recuerda como se conocieron, apenas era un niño,

y le llamó la atención un día de baile y de orquesta

su cautivadora sonrisa y su belleza tan serena.

Eran tan niños que no sabían hablar para ordenar

los pensamientos ni decirlos como suyos.

 

Él tenía doce años, todo un adulto en ese tiempo,

y con sueños imposibles de viajar al fin del mundo,

aunque ese mundo estuviera en el lejano extranjero.

 

Y se fue, y se despidió, sin abrazos y sin besos,

no sabía cómo hacerlo, ni tampoco ella, eso creía.

 

Pero volvió, y fue ella la primera persona a la que vio,

y fue a ella el primer abrazo que dio,

y fue de ella el primer beso que recibió,

que nunca ha querido quitar de sus recuerdos

aunque hayan pasado mas de cincuenta cielos.

 

El primer amor no se olvida y tampoco los demás,

aunque dejen o no una pequeña herida.

Ella se fue a otra ciudad, como él, así es la vida.

Cada uno vivió su tiempo, pero años más tarde, fue casual,

se vieron en la ciudad y ella estaba igual.

Como siempre, hermosa en su finura, natural

 

Era feliz en su vida, lo decía su alegría,

que su vida no estaba vacía,

ni su presente ni el pasado

les habían enturbiado

el recuerdo del primer día.

 


Este relato forma parte del libro Encuentros Inolvidables de la colección El Mundo de la Pareja.
Para más información visitar www.elmundodelapareja.com o elmundodelapareja.tumblr.com




comentaris

No hi ha cap comentari a aquest article

comenta
El comentari s'ha enviat correctament i està pendent de validació.