JOSÉ ANTONIO CARRÉGALO SANCHO, al Setmanari "la Comarca" dimarts 8 de Gener





Martes, 8 de enero de 2008 carregalo.jpg carregalo.pdf LA COMARCA.NET: ELENA SANCHO ANDRÉS; Martes, 8 de enero de 2008 “Hace años que no veo a un abuelo contando un cuento a su nieto” A finales del año pasado, el escritor matarrañense José Antonio Carrégalo presentó en su localidad natal el libro ‘Mont-Roig: El Patrimoni Immaterial’. A lo largo de su vida ha recopilado 3.155 composiciones de la literatura oral que ahora se ponen por escrito. Para el autor, es importante que el legado oral no se pierda de generación en generación. ¿Cómo se puede definir su libro? Es una recopilación de la literatura popular trasmitida por la tradición, oralmente, de padres a hijos o, mejor aún, a través de los abuelos de generación en generación. Es un libro que ha editado la Asociación Cultural del Matarraña, en la colección Utrill, que recoge trabajos de investigación. El libro se divide en varios apartados, uno de ellos con canciones populares, ¿de qué tipo? De todo tipo: folías, albadas,... Canciones populares en general. No es el primer libro que escribe... He tocado también el tema de antropología rural, ya que hice un trabajo también sobre las masías en colaboración con otras muchas personas de Monroyo, trataba sobre el hábitat disperso. También he hecho otros trabajos. He publicado una serie de narraciones que había escrito anteriormente en distintos medios de comunicación. Estos trabajos recogían las historietas y chistes que contaban nuestros abuelos. Aparte, otra publicación ha sido una recopilación de artículos de prensa publicados precisamente en el periódico LA COMARCA. ¿Para qué tipo de público escribe? Mi obra está dirigida a todo el mundo sin excepción. Se trata de materiales que hemos adquirido de nuestros mayores y, que si no vamos transmitiendo, acabarán perdiéndose. Esto sería muy triste, porque la documentación que se ha recopilado para esta obra es riquísima y vale la pena mantenerlos en la memoria y en la tradición. ¿Ha sido complicado recopilar todo este material? Sí lo ha sido. Lo que pasa es que el trabajo de campo lo realicé a la par que recogía información para el libro sobre el hábitat disperso de las masías de Monroyo. En el volumen se recogen un total de 3.155 composiciones de la literatura oral. 16 de ellas corresponden a narrativa, 301 al cancionero y 2.738 a los géneros menores, que son, entre otros, adivinanzas, mimologismos o trabalenguas. Entre todos estos géneros menores, hay 680 refranes y las locuciones y frases hechas llegan a sumar 1.900. Por lo tanto, el material es muy amplio y riquísimo. Puede servir también para quien esté interesado en seguir estos temas o en hacer trabajos comparativos. ¿Qué se necesita para querer mantener esta tradición que se transmite de generación en generación? Comunicar. En la sociedad actual la comunicación interfamiliar se está perdiendo muchísimo. La televisión está dominándolo todo. Las familias se entretienen mirándolo todo en ella. Antes, tres o cuatro generaciones de una misma familia se reunían alrededor del fuego en invierno, o a la fresca en verano, y charlaban de sus cosas. Se explicaban cuentos, dichos o refranes. Era lo cotidiano y de lo que todo el mundo hacía uso. Ahora no. Se ha perdido todo. Hace muchos años que no veo a ningún abuelo contando un cuento a su nieto. Y de alguna manera es una forma de aprender ; es triste que se pierda. ¿Cómo cree que podríamos recuperar esto? Es algo que tiene que partir de todos los pueblos. Al principio los informadores restan importancia a lo que saben y recibieron de sus padres. La importancia se la van dando cuando ven que alguien se interesa por esta documentación. Sobre todo cuando ese alguien es de fuera de su círculo y de su localidad. Cuando ven el trabajo final se sienten orgullosos. ELENA SANCHO ANDRÉS


comentaris

No hi ha cap comentari a aquest article

comenta
El comentari s'ha enviat correctament i està pendent de validació.