La Comarca.net: Un millar de personas y ochenta puestos llenan las calles de Ráfales durante la feria





 

La Comarca.net:
Un millar de personas y ochenta puestos llenan las calles de Ráfales durante la feria

La cita con los Recursos Naturales ha logrado un notable éxito en dos días marcados por el omnipresente sol. Además de artesanos ha habido talleres, charlas y se entregó el premio del concurso de fotografía.

 

La XVI Edición de la Feria de Recursos Naturales y Medio Ambiente de Ráfales ha resultado, según la organización, un éxito en todos los sentidos. Con el amargo recuerdo de la edición de 2009, donde la lluvia causó verdaderos estragos, Ráfales se ha sobrepuesto y con la ayuda de una climatología envidiable en mitad de noviembre, ha logrado reunir a unos ochenta puestos que se han mantenido durante los dos días.

Se podría decir que la feria de Ráfales se divide en stands especializados, de los que se han contabilizado unos cuarenta, y en puestos de venta libre, que se calcula en otros tantos. “Cada año intentamos que venga algún puesto de artesanía más por dar variedad y este año han venido cuatro o cinco diferentes”, explicó el concejal de ferias del Ayuntamiento de Ráfales, José Luis Roda. Uno de ellos fue Joaquín Albalat que llegó desde Ribesalbes, provincia de Castellón, con sus cerámicas. Junto a su puesto se dedicó todo el fin de semana a modelar y pintar las piezas de alfarería. “Estoy empezando a moverme por Teruel. El año pasado estuve en Monroyo y este he decidido probar en Ráfales porque es una feria de la que me han hablado muy bien”, afirmó. Para Albalat, las ferias están volviendo a adquirir el sentido con el que nacieron. Consideró que no son bueno tiempos para nadie y, por supuesto tampoco para los artesanos. “Lo único que nos queda es salir a la calle a mostrarnos y vender, como se hacía antes”, afirmó. El artesano lleva en el oficio desde los catorce años y lo aprendió de su padre, alfarero de profesión. Desde 1984 posee su propio taller donde fabrica todo tipo de piezas que pinta a mano ayudándose de un torno y que después vende, algunas en las ferias.
“Los trabajos artesanales se aprecian, sobre todo cuando no hay crisis. Los jóvenes son los que más lo valoran porque no lo conocieron en su día”, opinó Juan Andreu, que llegó desde Fabara donde se dedica a tallar todo tipo de piezas en madera, con sus manos y con las herramientas de hace años. La materia prima que utiliza es la de cerezo, olivo, manzano y peral. “Para economizar se han cambiado los cultivos. Con el objetivo de adaptarlos se han talado árboles en la zona y de ellos me nutro yo”, aseguró. Andreu acude cada año a Ráfales desde hace cuatro. Consideró que se trata de una buena feria y de un “pueblo precioso que merece la pena ver, llueva o nieve”, sin embargo, reivindicó que la cita ha perdido su esencia artesanal. “Tengo la impresión de que antes éramos más puestos artesanos y ahora estamos más desperdigados. Es la única pega que le veo a la feria”, afirmó.

Uno de los objetivos de la cita es que sirva de encuentro entre el público y los oficios y entre los vendedores. “Tenemos la oportunidad de hablar entre nosotros. A mí también me ofrece la posibilidad de mostrar cómo se trabaja el hierro de forma manual y eso la gente lo agradece”, explicó Mónica Naudín, oriunda de Las Cinco Villas aunque residente en Fórnoles. Naudín llevó consigo el fuelle que servía para calentar la fragua y un yunque sobre el que ejecutó varios trabajos de cara al público. Uno de ellos fue dar forma a un cenicero. “Un día probamos a hacer sin parar al estilo productivo de hoy en día y en tres horas, entre dos personas hicimos seis piezas”, contó divertida.

Trabajos en piedra, en madera, puestos en los que se ofertaba todo tipo de artilugios ecológicos para el hogar y las tierras se mezclaban con los puestos de venta ambulante. “Son unos cuarenta y no queremos que haya más porque entonces sí que se nos va de las manos y se congrega mucha gente en poco espacio”, aseguró José Luis Roda.

Nueva carretera
En algo en lo que coincidieron todos, tanto artesanos como organización, fue en la nueva carretera que une el pueblo con la N 232. “Es una maravilla acceder así porque antes era muy complicado”, aseguró Juan Andreu, de Fabara. Para el concejal la coincidencia con Monroyo en fechas de feria ha sido bueno porque el público fluye de una otra pero contraproducente porque el número de stands sí que se veía afectado ya que los artesanos debían elegir. No obstante, reconoce que “el hecho de coincidir o no con Monroyo otros años nos ha podido quitar algo de público debido, sobre todo, a que la carretera que ahora nos une mediante la Nacional estaba cortada siempre”, explicó José Luis Roda.

El concejal de ferias confesó que, aunque la cita ha sido mucho más satisfactoria que la de 2009 debido al clima, no existen números oficiales en cuanto a participación porque es en la calle. “Tenemos nuestro propio baremo orientativo que son las casquetas. Hemos hecho unas mil unidades y apenas quedan”, aseguró. Para el concejal lo principal en estos días no es batir un record sino ofrecer cosas interesantes y que la gente lo pase bien. En la tarde del sábado se ofrecieron dos charlas tituladas ‘Energías renovables y su aplicación en las comarcas’, y ‘Las ayudas agroambientales en agricultura ecológica’. Resultaron ser uno de los actos en los que más gente se congregó y que más interesantes resultaron. “El tema era atrayente y actual. Se logró mantener atentos durante cuatro horas a cuarenta agricultores de menos de cincuenta años, un dato importante”.

Premios fotográficos
El andorrano Jonathan Díaz resultó ser el ganador del primer premio del V Concurso de Fotografía Valores del Matarraña. La imagen de Díaz, en la que muestra a un pájaro lanzándose al agua a refrescarse en un lugar de la comarca resultó seleccionada de entre 152. La fotografía lleva por título el nombre de ‘Sediento’ y le costó a Díaz un buen rato de espera. “Está tomada entre Valderrobres y Beceite. Me limité a esperar a que bajaran los pájaros a beber y al final salió este busardo ratonero”, contó con el premio en mano.

 
Articles relacionats


comentaris

No hi ha cap comentari a aquest article

comenta
El comentari s'ha enviat correctament i està pendent de validació.