LA CONQUISTA DEL CEREBRO





Alberto Díaz comenta:Lo asombroso de este autista de nacimiento no es sólo que se haya convertido en un matemático prodigioso sino que haya aprendido a comunicarse tan bien, con tanta soltura y espontaneidad que hace fácil y divertido de leer un tomo de divulgación científica de más de trescientas páginas
Lo asombroso de este autista de nacimiento no es sólo que se haya convertido en un matemático prodigioso (eso está en la línea de algunas, pocas pero notables, personas afectadas por ese síndrome cerebral) sino que haya aprendido a comunicarse tan bien, con tanta soltura y espontaneidad que hace fácil y divertido de leer un tomo de más de trescientas páginas que tratan temas relacionados con el cerebro, del tenor de sus capacidades, mostrarnos cómo se miden la inteligencia y el talento, la importancia de las palabras y el lenguaje para la percepción del mundo, el instinto numérico, las partes del cerebro y del cuerpo en las que se produce la creatividad, lo que se considera nutritivo para la voraz mente y una inteligente proyección de lo que podría ser el futuro de nuestra mente humana dado la que está cayendo con la IA y la eclosión imparable de las neurociencias. Como nos dice en las primeras páginas, citando a la poetisa decimonónica Emily Dickinson: "El cerebro es más amplio que el cielo/pues si los dos al lado colocamos/ el uno al otro contendrá/ fácilmente y también a ti" (hay que ver la perspicacia científica de la genial y desdichada poetisa). Daniel Tammet es capaz de aprender cualquier idioma en una semana, de recitar de memoria miles de decimales del número pi y otras hazañas perceptivas gracias a sus capacidades cognitivas extraordinarias. Pero también es una buena persona y escribe libros de divulgación con los que intenta ayudar a los que no somos como él, o sea casi todos. Para ello nos escribe sobre los secretos del cerebro y los avances de las neurociencias, sobre cómo desarrollar la conciencia espacial, la intuición y la empatía y lograr nuevas formas de percepción y pensamiento creativo. Es un lector apasionado por la literatura, la poesía y los libros de neurociencias. Y también aficionado al cine (suele citar el caso del savant Kim Peek, popular por la película "Rain Man", basada en él y en su habilidad en nemotecnia numérica) y a la música. Daniel Tammet nos muestra algunos recientes hallazgos neuro científicos, a los que aporta sus propias reflexiones a fin de llegar a convencernos de que la mente del lector no es, realidad, tan distinta de la suya y que poniendo un poco de atención cualquiera puede aprender algunas cosas que mejorarían nuestra percepción, cognición y relación con lo real. Para ello Tammet estudia el funcionamiento de su propia mente y trata de ofrecernos respuestas sobre las preguntas que todos nos hacemos sobre nuestra mente. Desde la neuroplasticidad y sus promesas bastante realistas de ayudarnos a resolver problemas de la mente que creíamos irresolubles, hasta la curiosa relación existente entre el proceso de desarrollo del lóbulo frontal en la adolescencia con esos actos impulsivos, absurdos y tontos a menudo que todos hemos sufrido -y hecho sufrir a los demás- en aquellos años ("que nadie diga que fueron felices", como decía Paul Nizan en un poema). Tammet también nos habla de un tema que ya hemos estudiado en estas páginas: los efectos beneficiosos de la meditación en el cerebro y la mente. Como también ocurre entre algunos maestros budistas o expertos en meditación o mindfulness, Tammet da por sentado que el lector tiene recursos intelectuales o formativos que raramente están al alcance de cualquiera y precisan de una formación muy superior y más profunda de lo habitual en personas corrientes, incluso universitarios o científicos. Es decir, también hace falta un cerebro especial, inusualmente bien amueblado y entrenado. Especialmente interesante es la sinceridad y honestidad de Tammet al desmontar ciertos tópicos sobre el autismo, aunque sea al coste de arremeter contra escritores muy respetables que ha escrito sobre esa perturbación cognitiva, como el gran Oliver Sacks (sobre todo en "El hombre que confundió a su mujer con un sombrero") y asegura que no se puede catalogar sin más a todos los autistas como enfermos mentales, antisociales y discapacitados. Que hay tantos tipo de autistas como personas con ese mal y cada una es diferente de las demás. Precisamente en consonancia con las nuevas tendencias y descubrimientos de las neurociencias Tammet enfatiza la importancia de la influencia social y del bagaje cultural en los llamados test de inteligencia que olvidan a menudo el hecho incontrovertible de que hay muchos tipos de inteligencia, no sólo grados. Todo es posible, nos dice Tammet, en esta "masa de tejido gelatinosa que pesa poco más de un kilo y contiene en torno a cien mil millones de neuronas y hasta mil billones de conexiones neuronales, un número mayor que el de las estrellas del universo conocido". (Lee más en diariodemimochila.over-blog.es) FICHA LA CONQUISTA DEL CEREBRO.- Daniel Tammet.- Trad. Ismael Attrache.- 332 págs.- Ed.BlackieBooks.- ISBN 9788416290604


comentaris

No hi ha cap comentari a aquest article

comenta
El comentari s'ha enviat correctament i està pendent de validació.