LA MUERTE ESPERA EN HERONS PARK





Alberto Díaz le ofrece una deliciosa novela de misterio
Con un comienzo magistral, la autora inglesa Christianna Brand, nacida en 1907 y fallecida en 1988, nos introduce en una novela negra escrita con toda la habilidad, elegancia y humor irónico que caracteriza a los mejores practicantes anglosajones de un género muy popular que no está reñido con la calidad literaria (en algunos casos, alta o muy alta, como hemos visto en las novelas británicas y norteamericanas de las primeras décadas del pasado siglo que publica Siruela). Aquí, el cartero Higgins, en una zona rural de Kent, lleva consigo un manojo de cartas que debe entregar en un hospital militar situado en las afueras de una pequeña población. Un poco fastidiado por tener que pedalear varios kilómetros de más en su labor cotidiana, examina una por una los sobres de las cartas que debe entregar en el citado hospital. A través de este acto, la autora nos da una pincelada de quién y por qué ha escrito las cartas y así nos presenta a personajes que serán importantes en la trama y acaba el capítulo con una frase muy característica en el género, que engancha al lector y denota su astucia literaria: "En aquel momento -el cartero-no podía saber que, justo un año después, una de las siete personas que habían escrito aquellas cartas moriría tras confesarse culpable de asesinato". Notable comienzo. La trama se desarrolla en 1940 y en el hospital militar de Herons Park, a unos cinco kilómetros de una pequeña ciudad inglesa. Los continuos bombardeos alemanes van provocando estragos y heridos civiles y militares acuden al hospital prácticamente desbordado, en el que el personal médico y de enfermería junto a las jóvenes voluntarios mantienen una profesional rutina en la que hay tiempo para que menudeen las relaciones interpersonales corrientes en este tipo de trabajo, cuyos detalles íntimos y profesionales la autora parece conocer al dedillo (parece ser que ejerció de enfermera de hospital durante algún tiempo). En ese escenario es donde ocurren ciertos hechos violentos y misteriosos -desde la muerte del citado cartero Higgins en el quirófano- a los que se enfrentará Cockrill, protagonista de siete novelas policíacas de la Brand, un policía veterano, minucioso observador, de carácter hosco, que descubre que los sospechosos son los respetables médicos y enfermeras que hacen cada día la tan benemérita labor de salvar vidas en Herons Park. Nuestra autora es una experta en sembrar dudas y sospechas en el lector (además de en Cockrill) y poco a poco uno va pasando la "certeza" de culpabilidad por casi cada uno de los doctores y las enfermeras cuyo trabajo es minuciosa y apropiadamente descrito por esta hábil narradora. Por cierto, los que gocen con esta novela pueden buscar en DVD la película que se filmó sobre ella con el título "Verde es el peligro". Brand es también la autora de la serie de cuentos para niños Matilda la enfermera, adaptada al cine por Emma Thompson en la película Nanny McPhee (2005). FICHA LA MUERTE ESPERA EN HERONS PARK.- Christianna Brand.- Trad. Raquel G. Rojas.- 19,95 euros.- 246 págs. ISBN 9788417041380


comentaris

No hi ha cap comentari a aquest article

comenta
El comentari s'ha enviat correctament i està pendent de validació.