LA NOCHE DE LAS CIEN CABEZAS





Alberto Díaz comenta: Quizá Sender resulte incómodo en la España del siglo XXI. Si leen ustedes el prólogo del profesor de la Universidad de Zaragoza, Calvo Carilla, a lo mejor entienden el silencio que rodea a Sender
Aprecio las novelas de Ramón J. Sender, aunque algunas han envejecido mal y resultan simples y algo demagógicas. Otras mantienen la espontaneidad, el furor y la nobleza baturra de nuestro escritor. No es el caso de "La noche de las cien cabezas" que queda como un elemento literario documental para uso de estudiosos de la literatura de principios del siglo XX o para historiadores que gusten de comprobar de primera mano la convulsa época hispana que nos relata con gran desparpajo y bastante humor macabro y surrealista el segundo gran Ramón (el primero fue Gómez de la Serna, que compartió bastante estilo y temática con Sender, aunque desde un punto de vista descaradamente humorístico, pero con el mismo talante libertario y anarco-poético del aragonés). Quizá lo más interesante para el lector atraído por el "sello" político-literario y humanista de Sender no sea en esta ocasión su novela, con excepción de alguna que otra página, sino el estudio preliminar que a modo de prólogo firma José Luís Calvo Carilla. Este que reconoce paladinamente los defectos de la novela aunque enfatiza su valor como documento literario de unos tiempos y unos personajes arquetípicos (casi monigotes de marionetas macabras) que retratan, por cierto bastante certeramente los vicios, defectos y miserias de "los que cortaban el bacalao" en la España previa a la guerra incivil, cuyos coletazos, muy disfrazados, aún padecemos. La empresa de los editores, los zaragozanos Pedro Moreno y Javier Lapuerta, atreviéndose a reeditar más de 80 años después de su primera y única publicación, una de las novelas más desconocidas de Sender (que murió en San Diego, Estados Unidos en 1982, con 81 años), tiene su mérito y riego. Desde aquí aplaudimos a Rasmia Ediciones (curioso nombre este que aclaran los editores: "una palabra aragonesa con mucha sonoridad y de áspero sonido que remite a su significado relacionado con la fuerza, el ímpetu y la potencia para acometer una empresa") por este obra que tiene el valor suplementario de traer a colación a este escritor aragonés que parece haber entrado en el Limbo de los olvidados en estos tiempos en que se edita de forma exagerada y con un curioso criterio de la valía literaria a autores que no le llegan al aragonés ni a la zapatilla. Quizá Sender resulte incómodo en la España del siglo XXI. Si leen ustedes el prólogo del profesor de la Universidad de Zaragoza, Calvo Carilla, a lo mejor entienden el silencio que rodea a Sender y deciden acercarse a una librería a encargar alguno de los grandes títulos de este novelista duro y sincero. Sólo añadir que el argumento, que no trama, de la novela se centra en dos personajes que están muertos y lógicamente están en el cementerio. Este se encuentra en las afueras de una ciudad alzada en armas y revueltas. En un momento dado comienzan a caer por encima de los muros una serie de cabezas humanas -de militares, jerarquía clerical, magistrados, políticos, intelectuales o banqueros, que cuentan sus historias, entre la astracanada y el tremendismo surrealista y macabro. Es como "una divina comedia delirante", en palabras del prologuista que, con mucho acierto, cita los dibujos negros de Goya, la semejanza de uno de los protagonistas, Evaristo el Rano, que caza culebras y ratas para sobrevivir con el de "Tiempo de silencio", con los estilos crítico-burlón de Quevedo, el esperpento de Valle Inclán, o los dibujos de Grosz . En el último capítulo, Sender nos advierte de cara a un progreso más humano: "Ni Dios blanco, ni Dios negro, ni ángeles. Ni los viejos mitos sociales creados a su amparo. No hay en la vida soluciones totalizadoras para el hombre...Nada es un fin: ni el amor, ni la familia ni mucho menos la riqueza. Son soluciones mendaces en las que el hombre confiesa su insuficiencia y su agonía desde que se conserva el primer testimonio escrito o plástico de su pensamiento". Puro Sender. Los aficionados al mañico universal harán bien en comprar el libro y leerlo. FICHA LA NOCHE DE LAS CIEN CABEZAS.- Ramón J. Sender.- Ed. Rasmia.- 324 págs. 17,90 €.- ISBN 978849421778


comentaris

No hi ha cap comentari a aquest article

comenta
El comentari s'ha enviat correctament i està pendent de validació.