LOGOI 49: PALABRAS (II)





 
 Creo que lo leí en el brillante y camaleónico Steiner (don Jorge) y me dejó pensativo, como suele sucederme con este pensador judío octogenario. Hablaba del "miedo a la erosión" del logos, de la palabra y la razón, por su uso excesivo, banal, reiterativo y fraudulento muy a menudo (si tienen dudas, naveguen por internet, repasen los diarios o escuchen a los tertulianos y locutores de cualquier cadena de radio o televisión, por supuesto sin olvidar a la denigrante clase política). Y es que vivir hoy supone estar cubierto por un griterío permanente, un caudal que emite obsesivamente imágenes con moticvos manipulados, juicios, suposiciones, falsas "verdades", hipótesis fantasiosas sobre el hombre y el mundo...descuidando lo importante: preparar al hombre para pensar por sí mismo.

La victoria pírrica de la letra, la palabra, sobre el espíritu , se refleja en la literatura en los escritos de Karl Kraus o de Hofmmansthal ("La Carta de lord Chandos"), en tanto la derrota de la palabra y la evolución del silencio como posibilidad de comprensión y armonía, lo vemos reflejado en Wittgenstein o en "La muerte de Virgiio" de Hermann Broch (por citar cuatro autores contemporáneos en la estimulante Viena de entre guerras). Ellos analizan los límites de la palabra, su complejidad, su ambivalencia, sus fraudes y sus hallazgos, añadiendo sus efectos filosóficos y literarios. Hasta hace pocos años, entre los psicólogos sólo los cognitivos-positivistas y los psicoanalistas lacanianos comprendieron la importancia de la lingüística en el análisis de las motivaciones, actitudes y comportamientos de las personas. Ahora la situación es muy distinta. Encuadradas dentro de la lingüística, las más diversas disciplinas devuelven a la palabra su poder pero no para dejar que nos aniquile sino para llegar a controlarla a través del conocimiento. Y como conclusión cito a Steiner: "Mientras no podamos devolver a las palabras, en nuestros periódicos, en nuestras leyes y en nuestros actos políticos y personales, algún grado de exigencia de claridad y seriedad en su significado, más irá nuestra vida acercándose al caos."

Y lo complemento con la frase de Wittgenstein:  "el significado de una palabra no es sólo su uso en el lenguaje, sino lo que podemos hacer con ella en la vida".-ALBERTO DÍAZ RUEDA


Articles relacionats


comentaris

No hi ha cap comentari a aquest article

comenta
El comentari s'ha enviat correctament i està pendent de validació.