LOGOI 66: ANDAR







Poetas, filósofos, escritores, todo tipo de personas, urbanitas, campesinos, pintores o escultores, viajantes y gentes de la farándula, actores, maestros, soldados y amas de casa, ganaderos, criados y señores, en algún momento, en cualquier ocasión, han trascendido la dimensión física, deportiva, competitiva del caminar, de la marcha, del paseo perezoso y literario del "flaneur" o el ensimismado del pensador peripatético para realizar el movimiento esencial del caminar sin objetivo,solo porque sí, paso a paso.¿Lo ha intentado? No se trata de reflexionar al ritmo del camino,(como cantaba Kavafis en "Camino a Itaca) de buscar paisajes o de ir a algún sitio para algo, con una intencionalidad, por muy noble que sea y menos por algún interés de tipo práctico. Mi estimulante T.S.Eliot lo definió con su profundidad lírica: "No cesaremos de explorar/ y el final de toda nuestra búsqueda/ será llegar donde partimos/ y conocer el lugar por vez primera/ A través de la puerta desconocida y recordada/ cuando lo último por descubrir en esta tierra/ sea lo que fue nuestro comienzo". En realidad no importa aparte de lo que es el acto en sí. Caminar, andar, un acto dinámico que se cumple en sí mismo y que se trasciende desde el momento que deja de importar dónde vas, la meta o el objetivo: lo esencial es dar al cuerpo la posibilidad de expresarse, pensando a través del cuerpo, un ejercicio de ser en el estar y de estar en el ser. Lo dice Spinoza: "El bien soberano es el conocimiento de la unión del espíritu con la Naturaleza", entendiendo al cuerpo como naturaleza esencial. Alguna vez, en algún momento, mientras caminas sin más , te parece que se produce aquello que glosaba Hannah Arendt: llegar a "una región intemporal...en completo silencio, más allá de los relojes y calendarios humanos...el silencio del Ahora en la existencia del hombre, sometida a la presión y el zarandeo del tiempo...este pequeño espacio atemporal en el mismísimo núcleo del tiempo". Es una experiencia efímera, huidiza, posible pero improbable. Quizá, "una hermosa hipótesis destruída por una fea realidad".-ALBERTO DÍAZ RUEDA
Articles relacionats


comentaris

No hi ha cap comentari a aquest article

comenta
El comentari s'ha enviat correctament i està pendent de validació.