MANUSCRITO ENCONTRADO EN ZARAGOZA





Alberto Díaz Rueda comenta, un delicioso clásico de principios del siglo XIX donde se mezclan aventuras, misterio, erotismo y humor, con una visión legendaria de la España  de finales del siglo XVIII y principios del siguiente, desde la sensibilidad de un conde polaco, militar napoleónico por más señas.
Hasta mediados del siglo XX no estalla en el mundo de las letras la "bomba" del "Manuscrito encontrado en Zaragoza" de Jan Potocki y es gracias en buena parte al éxito de una película polaca, bizarra, surrealista y fantástica basada en este libro. Creo que fue Alianza la que la editó en 1970 en sus libros de bolsillo, con una traducción y notas de José Luis Cano con prologo de Julio Caro Baroja (especialista en el mundo de brujas, trasgos, monstruos y aparecidos del que esta novela es uno de sus más preclaros ejemplos). La historia del libro en sí y de sus fantasmales y parciales apariciones hasta su entronización definitiva de mano de estudiosos y eruditos, es de por sí una novela tan amena y misteriosa como la que contiene. Su existencia en el mundo literario se debe a una pasión obsesiva de un anticuario francés de libros, Serge Plantureux, que dedicó su vida a perseguir unos ramotos volúmenes de la primera edidión de la novela en San Petersburgo y al celo de Roger Caiollois que en los cincuenta la retoman.
La fantasía trepidante de la vida de los personajes de esta novela (que beben y manipulan datos históricos con una libertad e ingenio inauditos) sobre la España del rey Carlos III, pais pintoresco donde circulan contrabandistas, bandidos, gitanos, mendigos, alcahuetas, damas embrujadas y tradiciones oscuras basadas en la religión y la miseria, no deja de ser una pálida muestra de la vida del conde Potocki que acabará pegándose un tiro con una bala de plata antes de ver publicada esta novela suya (aunque si vió otras obras, desde libros de viajes a ensayos de politica e historia de los más variados paises de Europa).
La actual edición, con  traducción, prólogo y notas de Mauro Armiño, es un bello e indispensable volumen de la colección "El club Diógenes" de Ed. Valdemar, donde se completa la narración que leimos resumida en los 70 en la edición de Alianza y que aprovecha otros trabajos criticos y traducciones, forjando quizá la edición más completa y contrastada que tenemos en español. Esta especie de decamerón hispano narrado en forma de episodios siguiendo unas pautas laberínticas que parecen surgidas de la magia y misterio de lo que nos cuenta, se  convirtió en una de las muestras más jugosas de la viisón tópica de una España de bandidos y misterios, mujeres hermosas y fatales, "almas en pena y adictos a la Cábala". La España profunda del siglo XVIII rodeada de fantasía, color y pintoresquismo con un estilo picaresco que parece surgido de Cervantes o los relatos de Marcos de Obregón o el Lazarillo.
Novela imprescindible, pues, que les divertirá y les mostrará una España inesperada y fascinante en un inolv idable clima de misterio y aventuras.

FICHA
MANUSCRITO ENCONTRADO EN ZARAGOZA.-Jan Potocki.- Traducción de Mauro Armiño.-Ed. Valdemar.860 págs. 22 euros.
Articles relacionats


comentaris

No hi ha cap comentari a aquest article

comenta
El comentari s'ha enviat correctament i està pendent de validació.