Las masías del Matarraña, en busca de una segunda oportunidad

Veronika Schmidt (Texto)

Monique Van Rossum (Fotos)

 

http://www.serretllibres.com/catalogo/149024/masias-del-matarrana

 

Querid@s lector@s

La lectura de estas páginas podría ser el comienzo de un paseo por el pasado y el presente. Les invitamos a visitar algunas masías de la Comarca del Matarraña, y a escuchar las voces de los que son o fueron masoveros. Tanto estos edificios emblemáticos de

la arquitectura rural como las explicaciones de sus habitantes nos proporcionan un testimonio puro y auténtico de una manera de vivir que está desapareciendo en la oscuridad del olvido.

Según un censo del ayuntamiento de Valderrobres existen casi mil masías en la comarca. No hemos podido fotografiar todas, ni podemos hablar con todas las personas que han nacido, han vivido o viven todavía en una masía. Sería una historia interminable.

No somos ni antropólogas, ni arquitectas. Somos sólo unas aficionadas, fascinadas por estos edificios y por los secretos que pueden guardar dentro de sus gruesos muros. No hemos podido tratar el tema con el detalle que se merece. Pero tal vez estas páginas podrán estimular a algún experto a intensificar las investigaciones de este patrimonio nacional, y a los propietarios a preservar lo que era el hogar de sus antepasados.

Valderrobres, Mayo de 2014

 

Agradecimientos a los entrevistados, por regalarnos amablemente información y tiempo:

Clementina Estupiñan Vilalta y Santiago Estupiñan, Mas de Pau

Helena Vendrell, Mas del Rei

Josefina Irene Roda Portolés, Mas de Visentó

Manuel Vicente Vidal, Mas del Chusco

Monique van Rossum, Mas de las Tapias

Paul Reynolds, Mas de Colomé

Presentación Prats y Maribel Arrufat, Mas Arrufat

Xavier Pons Guillamon y Antonio Anglés Aparicio, Mas de Chuchim

y

a Maria Sargar Palanques, Luis Rajadel, Silvia Franzoni, Diana Foix y Saúl Calvo por su desinteresada ayuda a superar los obstáculos que encuentras por el camino cuando escribes en un idioma que no es tuyo.

 

Veronika Schmidt,  nacida en 1948 en alemania. Ha trabajado como autora, profesora, traductora, en Afrika y Sudamérica y 12 años como masovera en Más del Chusco . Ahora vive en Berlín.

Monique Van Rossum nace en Los Ángeles en 1968. Reside y cursa sus estudios en Holanda desde 1974. Desde el año 2001 reside y trabaja en la comarca del Matarraña de Teruel. Vive en una masía en el término de Valderrobres donde se realizan cursos intensivos de inglés. Su afición a la fotografía nace a lo largo de sus viajes por el mundo de donde capta con su cámara las diferentes formas de vida que descubre.
Article complet

Siguiendo a @TeresaLPellisa con la lectura de los cuentos de #Insolitas @paginasdeespuma

 

 
Article complet

Con @RicRuizGarzon todo a punto con la antología de #PabloMartínSánchez #Textospotentes publica; @pepitaseditora

 

 
Article complet

RETRATOS DE MEMORIA Y OTROS ENSAYOS

 Alberto Díaz comenta: "Retratos de memoria y otros ensayos", editado en 1956 y traducido en España en 1976, seis años después de la muerte de Russell, con 98 años, es una recopilación de artículos con contenido muy variado, aunque abundan los autobiográficos, ya sean sobre la evolución de sus pensamientos personales, como la  remembranza de los amigos de juventud y de diversas acciones emprendidas por el activísimo filósofo. 
Article complet

LOGOI 69 : FASCISMO SUBLIMINAL

 El fascismo y sus "valores" no acabaron con las derrotas de la II Guerra Mundial, han vivido unos años con vigor y astucia en las catacumbas de lo social y lo político para ir inflitrándose sin cesar en la vida pública, en las costumbres, en la sociedad e incluso en las obras de intelectuales, periodistas y artistas supuestamente democráticos, en los programas de radio o televisión, en libros y películas. Hace años que ya dan la cara y van reorganizando sus filas, a menudo con el disfraz político de un partido teóricamente inmerso en la democracia parlamentaria o tras de una forma subliminal, manifestándose en forma de nacionalismos extremos, protestas laborales o sindicales, estados de opinión (y acción) sobre la inmigración, el feminismo o la homosexualidad. Occidente está girando hacia la derecha más extremista. Personalmente opino que todo demócrata de nuevo o viejo cuño tiene un fascista en la barriga. La mayoría, justo es decirlo, logran confinarlo en los bajos, aunque a veces salga en la forma grosera de "¡por mis coj....!". Es como si el autoritarismo y el irracionalismo bailaran cogidos de la mano al son de la Marsellesa. ¿Forma parte de nuestros genes, decantados éstos a su vez por siglos donde no había más opciones simbólicas que la Iglesia, el Ejército o la Tierra? Un filósofo norteamericano, Jason Stanley, afirma que las sociedades resentidas y victimistas son un excelente caldo de cultivo para el fascismo o cualquier otro ismo destructivo. Ya sea por nacionalismos exasperados y anquilosados, por diferencias ricos-pobres inmovilizadas o reivindicaciones de género o color de la piel que se agudizan en lugar de desaparecer, por la globalización que aumenta las corrientes inmigratorias, por la criminal irresponsabilidad financiera  que nunca es castigada,  (ejemplo, la UE rescatando a la Banca que provocó la última crisis económica)... todos tenemos algún supuesto motivo de resentimiento.

Creo que conviene al género humano -individuos y países- hacer un "reset"de nuestras convicciones políticas y socio-económicas. Despojar a los conceptos del exceso de corrupción y engaño que los ha desnaturalizado. Definir nuestros verdaderos problemas antes de hablar de "soluciones" corrompidas por "ideologías". Y luego aplicar la buena fe y el sentido común, esos dos parias expulsados de cualquier política habitual, para pactar el remedio para las problemas más urgentes. Mientras no se haga algo así, Hitler, Stalin, Pol Pot, ...y "e tanti altri" deben estar rugiendo de satisfacción en los infiernos.- ALBERTO DÍAZ RUEDA

Article complet

Vuelven las III JORNADAS DE LITERATURA LE MERIDIEN RA - TRANSVERSAL'19 - El 31 de mayo y 1 de junio


BRACKETCULTURA

Publicado el 22 abr. 2019




TRANSVERSAL'19 - III JORNADAS DE LITERATURA LE MERIDIEN RA. El 31 de mayo y 1 de junio en Le Meridien Ra Beach Hotel & Spa. Organiza Bracket Cultura - Gestión cultural y colabora ACEC Associació Col·legial d'Escriptors de Catalunya #transversal19
Article complet

ORTEGA Y GASSET, EL GRAN MAESTRO

 Alberto Díaz comenta:El lector de este libro podrá estar o no de acuerdo con Maestre, pero sin duda admirará la entrega y pasión con la que el autor va desgranando el universo orteguiano repartiendo bastonazos a derecha o a izquierda en defensa de la pureza del texto ( como la eliminación de la expresión "la modernidad nace de la cristiandad" en la nueva edición de las OC de Ortega (tomo VIII, pág. 698).
Article complet

Javier Arruga firmará ejemp. de su trilogía aragonesa "Montes universales, gentes universales" (Mira Editores), sábado 11 en #llibreriaSerret

 

https://www.miraeditores.com

 

JAVIER ARRUGA OLEAGA

Javier Arruga

Javier Arruga (Perdiguera, Zaragoza, 1970) es profesor de Lengua y literatura, antropólogo y homo activens. Está casado, tiene dos hijos y actualmente, tras haber vivido en diferentes periodos en EE UU, Reino Unido, Francia, Japón, Madrid o Barcelona, donde ha desarrollado diversas ocupaciones, reside de nuevo (heureux qui comme Ulysse), entre Zaragoza y Perdiguera.

https://www.miraeditores.com/ARRUGA-OLEAGA-Javier.autor

 

Montes Universales, gentes universales. Un viaje a pie por Teruel resiste es la tercera y última parte de la Trilogía Aragonesa, siendo los otros títulos que la componen, y por este orden, En el país de los cucutes. Un viaje a pie por los Monegros, y Primavera en la Guarguera. Un viaje a pie por el Pirineo aniquilado.

Los tres libros, más allá de las tres provincias que justifican su unión, tienen un indiscutible aire de familia y están interconectados por personajes y alusiones que saltan de uno a otro, lo que no impide que se puedan leer perfectamente por separado.

En lo que respecta a Montes Universales, gentes universales, el autor, que inicia su viaje en el Matarranya para, tras recorrer en coche parte de la provincia, terminar caminando desde Libros a Ojos Negros, ha querido mostrar un Teruel mucho más vivo que aquel al que nos han acostumbrado los medios de comunicación.

Paralelamente, en este tercer volumen, Javier Arruga da una vuelta de tuerca a la literatura de viajes para adentrarse en el terreno de la autoficción sin renunciar al humor y a su permanente pasión por la literatura y la antropología, considerada esta como la interacción entre unos paisajes y unos paisanajes a los que, una vez más, se les concede voz propia.

 

Por último, y en palabras de este caminante que recorre senderos y rutas en busca de las huellas de otros, su personal trilogía aragonesa representa «mi contribución, mi manera de dotar de contenido a este país mío que es Aragón, un país en el que en cada balsa, en cada borda, en cada muela, percibía cómo el viento que arrastra los matojos me cantaba al oído la mejor descripción que se ha escrito de esta tierra que amo: Polvo, niebla, viento y sol».

JAVIER ARRUGA

 

 


· Descargar ficha

 

· Entrevista en El tranvía verde de Aragón Radio [A partir del minuto 1:44]

· Entrevista en A vivir Aragón, de Radio Zaragoza, a cargo de Miguel Mena [A partir del minuto 32]

· "No siento compasión por Teruel porque es un paisaje vivo". Entrevista en Diario de Teruel, a cargo de Miguel Ángel Artigas (31/1/19)

· "Un viaje a pie por teruel resiste. La tercera y última parte de la Trilogía Aragonesa del caminante y escritor Javiera Arruga". Revista Librújula

· Teruel no es la provincia del olvido, es una presencia viva. Entrevista de Antón Castro a Javier Arruga (contraportada de Heraldo de Aragón, 1/03/19). Ver versión web

· Cazarabet conversa con... Javier Arruga, autor de “Montes universales, gentes universales”

· Javier Arruga en las XV Jornadas de Memoria Histórica. Diario de Teruel (26/04/19)

Article complet

LOGOI 68: PINKER

 Steve Pinker es un conocido ensayista norteamericano que ha merecido el honor de encabezar con dos de sus libros las listas de más vendidos de los principales diarios del país y del extranjero y también del significativo detalle del magnate Bill Gates de regalar un ejemplar del último a todos los estudiantes de Nueva York que se graduaran en 2018, el año de su publicación. Se trata de "En defensa de la ilustración", donde Pinker hace un optimista esfuerzo por reformular los ideales de la Ilustración, razón, ciencia, humanidad y progreso (siglo XVIII) en el lenguaje y los conceptos del siglo XXI. Desde el "Atrévete a saber" kantiano que lleva a la humanidad "a abandonar su" auto culpable madurez", pasando por los logros del progreso en  materia de esperanza de vida, salud, sustento, igualdad en el reparto de la riqueza, medio ambiente, paz, seguridad urbana y personal, neutralización del terrorismo, derechos democráticos para todos, aumento del conocimiento y la tecnología, calidad de vida creciente y una tendencia a la búsqueda de la felicidad a pesar de la amenazas existenciales del propio progreso (que proliferan como los pececitos que acompañan a los tiburones para nutrirse con los despojos de la actividad alimentaria del escualo).

El poeta, político e historiador británico Thomas Macaulay escribió en 1830 "No podemos demostrar de manera incontestable que están en un error los que nos dicen que la sociedad ha llegado a un punto de inflexión, que ya hemos conocido nuestros mejores días. Pero eso es lo que decían antes de nosotros y con la misma razón aparente...¿En qué principios se basan quienes defienden que, cuando no vemos más que mejoras en el pasado, sólo podemos esperar que las cosas empeoren a partir de ahora".  Hagamos un voto de esperanza y leamos con optimismo los abundantes datos que nos ofrece Pinker. Pensamos: "Así que no hay para rasgarse las vestiduras, a pesar de lo que está cayendo". Apagamos el telediario y arrojamos el periódico a la papelera: una especie de "baño de purificación moral". Así nos damos todo un seráfico fin de semana.

El lunes uno sale a la calle y comienza a ser bombardeado por noticias y evidencias,  abre los ojos y ve algunas pruebas de que, en efecto, hay algunos cambios buenos en el mundo, comparados con los dos últimos siglos. Aplicar el principio ilustrado de que "el uso de la razón y la compasión fomenta el florecimiento humano" es irreprochable. Pero pronto nos damos cuenta de que es un poco utópico: basta con ver qué poco razonables y compasivos es, en todas partes, una activa minoría que tiene la voz cantante. Los demás, la mayoría, oscilan entre los papeles de víctima, de arrogante indiferencia, de pasotismo, de colaboración o de ignorancia culpable (mirar hacia otro lado) y, por supuesto, de receptores de una mala o manipulada información. Pero esto es, justamente, el punto de vista habitual en un comentarista del estado del mundo en que vive, a base de las informaciones a las que accede. Hay que leer a los que defienden que eso no es todo, que hay pruebas también de que aquellos nobles y honorables valores siguen funcionando. Pero la realidad es muy obstinada. Sólo queda una salida: volvamos a la "epoché" escéptica. Sigamos a Pirrón cuando nos sugiere que suspendamos todo juicio, que observemos con distanciamiento y una vez veamos claro, optemos por la actitud más justa.-ALBERTO DÍAZ RUEDA


Article complet

UN HOMBRE CON ATRIBUTOS

   

Bertrand Russell, el filósofo más marchoso del siglo XX, en sus "Retratos de memoria" habla de H.G. Wells, el "hombre con atributos" del pícaro y divertido David Lodge.  Nos habla de la sociedad de discusiones bautizadas como "Los Coeficientes" donde bastantes figuras intelectuales del momento alimentaban sus ganas de polémica inteligente. Russell no coincidí con la mayor parte de los asistentes, excepto con Wells, que compartían su rechazo al imperialismo británico y a la posibilidad de una guerra contra Alemania y de hecho de todas las guerras. Una relación más íntima y familiar se reveló como un fracaso a pesar de ser ambos partidarios del amor libre. Hace algunos  juicios severos sobre Wells, como "su valor reside más bien en la cantidad que en la calidad de lo que hace, aunque en algunas calidades roza la excelencia...y en que es un liberador del pensamiento y de la imaginación...aunque sea demasiado sensible a la opinión del público lector".

¿Coincide esto con la visión que nos ofrece David Lodge de Wells? En general, sí. Aunque nuestro autor incide especialmente en los aspectos amatorios y sexuales de Wells y en los encajes de bolillos éticos  y contradicciones personales que estuvo barajando durante toda su productiva vida, tan compleja y variada como su vida íntima. Murió a los 80 años y más o menos por esas fechas, un Wells ya envejecido y gruñón, Lodge nos introduce en su vida y a través de una hábil licencia literaria va recorriendo los pasadizos del pasado a través de una entrevista que se hace Wells a sí mismo en sus momentos de reflexión o de alelamiento, según quien los defina.  El autor de obras tan señeras como La guerra de los mundos, El hombre invisible o La máquina del tiempo, moriría el 13 de agosto de 1946 en Londres, respetado como autor de ficción futurista (entonces nadie la llamaba ciencia ficción) y novelas de muy sensible contenido social, sexual y moral, donde defendía posturas sociales y familiares que las dos guerras mundiales certificarían a su favor, aunque escandalizaron en su tiempo, como el amor libre y consensuado, en el que siempre se vio apoyado, en la teoría y en la práctica, por otro intelectual libidinoso, el citado Russell. En el aspecto político, Wells fue un izquierdista militante, formando parte de la Sociedad Fabiana, donde se preconizaba la aplicación de las ideas socialistas de una forma progresiva e incesante.

La figura que Lodge nos dibuja de Wells es ligeramente dramática, con un medido patetismo que no oculta la amargura del escritor por ver cómo se hacían realidad sus peores premoniciones sobre la barbarie de la guerra mundial y el desarrollo armamentístico de las grandes potencias. El escenario psicológico del personaje Wells es doblemente triste y lamentable, ya que Wells se siente olvidado y ha dejado de mantener sus más caras creencias: todo es fútil, cruel e innecesario. Y cuando Wells mira hacia dentro el balance tampoco es halagüeño: las mujeres han sido el norte y el sur de su vida, en la eterna búsqueda de su Alma-Sombra: Jane, Isabel von Arnim,  Amber Reeves, Rosamund, Rebecca West (H.G. es "un jaguar en la cama"), Moura y muchas otras…, todas fueron en su momento imprescindibles, tal vez la encarnación de su ideal, para luego deshacerse en el pasado como humo, a veces inspiradoras, a veces retorcidas, taimadas, astutas. De ahí el  juego ligeramente escabroso que Lodge hace del título: el hombre con atributos (una palabra polisémica que tiene una acepción claramente sexual:los atributos masculinos) que, inocentemente, pensé establecía una relación temática con la obra de Musil "El hombre sin atributos", una de las grandes obras del siglo XX y que se refiere a otro tipo de "atributos", ,la identidad, la libertad y la capacidad de dar un sentido a la propia vida.

A través de los calados en el complejo pasado íntimo, social y literario de Wells realizados por su "otro yo" es donde Lodge logra afinar su irónica pluma, permitiéndose reflexiones de una punzante inteligencia que alcanza detalles especialmente lúcidos en la forma en la que "su Wells" asume y justifica sus propias contradicciones en la relación entre sus supuestas creencias e ideologías y el aspecto de aplicación práctica, de coherencia, que son exigibles en un hombre de su talento.

Me he sentido más cómodo con la magnífica biografía novelada que Lodge escribió sobre Henry James, "¡El autor!¡el autor!", por cierto amigo de Wells y al mismo tiempo víctima paródiada en uno de sus libros. Cuando Wells se ponía sardónico podía ser muy cruel: definió a James "como un hipopótamo intentando recoger un guisante en un rincón de su estudio". Con Wells, Lodge no llega a ese tipo de burla imaginativa pero deja que los hechos biográficos hablen  por sí solos con un sentido algo sarcástico del realismo. El mismo Wells en su sesgada autobiografía definió la historia de sus relaciones sentimentales como "una historia de codicia, tonterías y grandes expectativas". 

 

 

FICHA

EL HOMBRE CON ATRIBUTOS.- David Lodge.- Trad. Mariano Peyrou.- Impedimenta.-593 págs. ISBN 9788417553029

Article complet

LOGOI 67: FALACIA VIRTUAL

 Los psicoanalistas suelen tratar ciertos casos clínicos cuyas sintomatologías siguen un modelo muy específico: se trata de la existencia de unos rasgos caracterológicos impostados, falsos, enquistados en la estructura general del sujeto. Son rasgos que responden a un supuesto “deber ser” que el paciente ha adquirido por imitación de los patrones reales, percibidos en otras personas y deseados profundamente. Son rasgos o propiedades que suelen ser en otros el fruto de esfuerzos, trabajos y dedicaciones que el sujeto estima que están por encima de sus propias capacidades. Es algo carencial que tiene que ver con el aprecio social a los títulos académicos o los logros de todo tipo que despiertan admiración general y los complejos más o menos severos de quienes los desean pero no creen poder acceder a ellos por incompetencia o pereza.

Tales individuos suelen rodearse de los “signos externos”, libros, música, arte, instrumentos, uniformes, de los estatus deseados, pero siempre arrastran un temor constante aunque oculto a ser “descubiertos”. Ese temor se traduce en un estrés permanente que puede llegar a formar parte de las actitudes o el comportamiento de la persona que lo mantiene en estado larvado o lo disfraza. Mientras no se rebasan ciertos límites (que varían en cada persona) la “superchería” no causa problemas graves. Si las circunstancias o el análisis lo sacan a la luz de la conciencia o, peor, son “descubiertos”,  se dispara la gravedad de las reacciones.

En general las tendencias a actuar desde  la presunción, la vanidad o las competencias infundadas, es un defecto bastante común y que casi todas las personas han utilizado en alguna ocasión, sin convertirlas en una forma de vida. Cuando comienza a convertirse en caso clínico o en patología de cierta gravedad es en el momento en que las circunstancias han convertido el “juego” en una realidad paralela o el sujeto mismo admite la falsedad en la que vive y no sabe encauzar ese conocimiento que, en el fondo, es saludable y es también la única salida.

Aquí es donde interviene el terapeuta que invita a la aceptación de la realidad y al mismo tiempo enfatiza los valores reales del sujeto que pueden transformar la supuesta carencia en un activo, simplemente cambiando el foco de los deseos íntimos del individuo y de sus inherentes valores. Ahí se produce la liberación de la persona.

La fácil creación de falsas identidades a través de los sistemas de interrelación de la Red, están convirtiendo el problema del que hablamos en una situación común y muy difundida. Un problema que empieza como un juego de roles y acaba enquistándose en una potencial patología. Es la falacia virtual.- ALBERTO DÍAZ RUEDA

 

 


Article complet

<1
2
3
4
5
...626>