POESIA I GUITARRES A AMPOSTA

Vetllada Poètic-musical de Sant Pere, Amb Rafel Duran, Albert Guiu, Rafel Aro,Cristòfol Pons, Clara Salvador, Emigdi Subirats i altres. Amb la col·laboració del grup de guitarres de l’Escola de Música de la Unió Filarmònica d’Amposta. Dijous 28 de juny, a les 9 de la nit, a la terrassa sobre el riu de la Biblioteca Comarcal Sebastià Juan Arbó, Amposta. Organitzen Ajuntament d’Amposta, Regidoria de Cultura i La Biblioteca Comarcal Sebastiá Juan Arbó, Area d’Adults. Gloria Fandos Gracia
Article complet

LA BESTIA

Todos querían cazarlo. Los viejos guerreros afilaban sus espadas, y con ellos rastreadores, cazadores y arqueros. Pero la bestia era esquiva. Nadie podía encontrarla, y los que decían haberla visto, volvían malheridos y con las marcas de sus garras en el cuerpo. Yo no la busqué. No era cazadora, y como mujer, jamás me habían dejado tocar una espada. No, yo solo quería huir del destino que habían escrito para mí, nada más. Ése era mi único pensamiento cuando me adentré en los bosques. Entonces no tuve miedo, no pensé en nada, el pánico solo me recorrió cuando la tuve delante. Caminaba erguido y era enorme, estaba cubierto de pelo y sus fauces y sus garras eran las de un lobo. Escuche sus pasos crujir en el silencio de la noche, y vi el brillo de sus ojos bajo la luna llena, y fue en aquellos ojos color miel donde perdí el miedo. Allí vi un alma, vi un miedo distinto y una soledad mucho más terrible que los colmillos de sus mandíbulas. Me acerqué y la rodeé con mis brazos. La llevé junto al fuego y la abracé. En aquel claro, mientras nos dormíamos podía oír como nuestras soledades se apagaban mutuamente. Cuando amaneció, lo que tenía en mis brazos ya no era una bestia. Era un muchacho desnudo e indefenso. Sus ojos seguían siendo los mismos, pero ya no vi la soledad. Ahora, en sus ojos, estaba yo. Tiempo después volví al pueblo. Los cazadores nunca creyeron que el muchacho que me acompañaba fuera realmente la bestia. Algunos siguieron buscando durante años, para no encontrar nada. Otros se mintieron a sí mismos afirmando haberla cazado y ¿sabes? creo que en el fondo yo tampoco lo hice. Sólo encontré a alguien que quería caminar a mi lado. Antonio Monfort Gasulla
Article complet

9e joc literari

A més a més de comentaris, sensacions i fragments de contes, des de fa setmanes, proposo al meu bloc de temàtica literària, Tens un racó dalt del món, jocs literaris per a fomentar la participació, amb premis inclosos. Aquest és el tercer i últim joc d’aquesta tongada. Us recordo que entre tots els participants en aquests tres darrers jocs sortejaré els següents premis: un lot de llibres de Cossetània Edicions, un lot de llibres d’Aeditors i un lot de productes de la Festa del Renaixement, que tindrà lloc a Tortosa entre el 19 i el 22 de juliol. Per a saber més informació i poder participar en aquest 9è Joc literari haureu d'entrar al meu bloc http://jmtibau.blogspot.com , i trobar el llibre que s’amaga darrere de l'enigma. Animeu-vos a participar i difoneu aquestes propostes de jocs tant com pugueu! Jesús M. Tibau Escriptor i coordinador del Club de Lectura de Tortosa www.escriptors.cat/autors/tibaujm http://jmtibau.blogspot.com
Article complet

Teléfono de la esperanza ¿dígame?

- Por favor dígame su nombre, edad y el porqué de su llamada. - Me llamo Ana, 40 y un amigo me dijo que me podrían ayudar ¿sabe? - Muy bien Ana, la escucho. - Es la primera vez que llamo a un sitio de estos y no sé que decir. - No se preocupe lo esta haciendo muy bien. Usted solo siga hablando. - Bien, bueno… mi hija…no, no… quiere que la llame más. No quiere hablar conmigo. Yo solo….solo quiero saber como está. Si me perdonó… pero, ¡Dios creo que he vuelto a meter la pata!, no debí llamar. Lo siento. - Ana, ¡no cuelgue!, sé que debe sentirse sola, pero no lo está. Créame. Siga hablando. Yo también tengo una hija y sé lo duro que es. - Seguro que usted no la abandonó cuando era pequeña…no, usted debe ser una buena madre y yo… yo solo le hice daño a mi pequeña. - Por favor Ana, tranquilícese. Mire, yo también tuve las mías con mi hija, no se crea. Relájese. Respire hondo y cuénteme que pasó. - La abandoné cuando tenía 5 añitos. La tuve muy joven. A los 16, me enrollé con un chico una noche después de salir de la discoteca. Cuando mis padres se enteraron de que estaba embarazada, se pusieron furiosos. Y mi “novio”… cuando le dije que era suyo se rió y me llamó puta. Mi padre quiso que nos casáramos, pero él era el hijo del alcalde y no le pudo obligar. Me sacaron del colegio y me metieron a trabajar en un bar de carretera. Sin estudios, era lo único que había. ¡Dios!….¡como se te puede joder la vida con 16!. - Ana, siga, no se pare ahora. - Odié ese asqueroso bar desde el primer día. Horas y horas en la barra, en la cocina, sirviendo las mesas… Me acuerdo que me dolía mucho la espalda y los brazos me pesaban. Las ojeras me llegaban al suelo. Solo tenía fiesta el domingo por la tarde y entonces tampoco era libre porque tenía que ayudar en casa. Yo quería volver a salir con mis amigas, divertirme un poco, despreocuparme. Yo ya no sabía quien era, me miraba en el espejo y apenas me reconocía. Ni siquiera podía darme el capricho de ir a comprar ropa o música. Mi sueldo lo cobraba mi padre. A mí me daban algo cada semana y eso era todo. Tan solo descansé dos meses después de tener la niña, y fue más por las complicaciones del post parto que otra cosa.- ¿Que sentía respecto a su hija? - Desde luego, no me sentía como una madre. Veía su cuna y me acuerdo que pensaba. “No, no puede ser mía”. Me imaginaba que solo la estaba cuidando un rato y que después vendría su madre y se la llevaría. Me veía atrapada. - ¿Fue ahí cuando la abandonó? - No...sí…bueno, fue todo a la vez. En ese tiempo conocí a un hombre, uno de los muchos camioneros que se detenían a comer. Juan, se llamaba. Era muy guapo, amable… y siempre me dejaba propinas. Cada 15 días lo veía aparecer por la puerta con su pelo despeinado, su camiseta de leñador y esos andares de hombretón. No se parecía en nada al niñato con quien me lié. Este era un hombre y yo sabía que le gustaba. Un día acabamos enrollados en un pequeño cobertizo que había detrás del bar. Terminamos haciéndolo cada vez que venía. Por unos momentos lo olvidaba todo y me sentía bien. Mi jefe lo miraba con malos ojos y yo sabía que antes o después se lo diría a mi padre. Juan también se dio cuenta de que esto no duraría mucho más y me propuso irme con él, pero sin la niña. No quería cargar con una cría. El tenía un piso en las afueras de Madrid, allí nos instalaríamos y estaríamos bien. El trabajaría y yo me ocuparía de la casa. - ¿Entonces se fue con él? - Sí, era como si me hubieran abierto una puerta. Me acuerdo que la última noche que pase con mi hija no pude dormir. Yo sabía que mis padres la cuidarían y yo sentía como si se me diera una segunda oportunidad. Aun así fue muy duro. No me despedí de nadie, me fui al amanecer con una mochila al hombro y sin mirar atrás. Juan me esperaba a la salida del pueblo. - ¿Qué pasó después? - Al principio fue bien, solo tenía que cuidar de la casa y me sobraba mucho tiempo. Me gustaba sentarme en el sofá después de comer y poner la tele. Él estaba en casa todo el tiempo que le dejaba su trabajo, esos días se nos iban las horas en la cama. Me empecé a sentir mejor, incluso engordé unos cuantos kilos. Juan me trató muy bien, aunque tenía sus defectos era un buen hombre. Me animó a que volviera a estudiar, siempre me gustaron los animales y un día se lo dije. A la mañana siguiente me trajo folletos sobre estudios de veterinaria. Me puse a ello y con el tiempo me saqué mi título de auxiliar. Poco a poco me fui sintiendo más fuerte y con más confianza en mi misma. Pero era demasiado bueno para que durara. Un día apareció en la puerta una mujer. Era la esposa de Juan. No me lo podía creer, ¡en estos años yo había sido su querida, mientras él tenía mujer e hijos¡ Nos sentamos las dos en el salón mientras lo esperábamos. Hablamos, más bien ella me insultaba y yo la escuchaba incrédula. Ahora comprendía el porqué no estaba nunca en casa en navidad. Me decía que le pagaban horas extras por ser esas fechas y yo me lo tragaba. Y esas llamadas del móvil que contestaba encerrado en la habitación. Creía que tenía problemas y no me lo quería decir para que no me preocupara. ¿Cómo me podía haber echo esto? Cuando el volvió y nos vio juntas, agachó la cabeza. Cabrón…hice la maleta y me fui. - ¿A dónde? - Pues no lo sabía, solo sentía que tenía que escapar. Otra vez esa sensación atenazándome el estomago. Pero esta vez tenía algo de dinero y un título. Cogí el primer tren que me alejara de allí y llegue a esta ciudad. Al principio solo encontré trabajo de limpiadora pero con el tiempo, tuve suerte y encontré uno de ayudante de veterinaria. Pude alquilar un piso con una bonita vista al parque. Era la primera vez en mi vida que estaba sola. No quería a nadie a mi lado. Si tenía ganas de acostarme con alguien, solo tenia que ir a tomar unas copas, eso si, tomaba mis precauciones. Por la noche o no soñaba o tenía pesadillas en las que veía a mi hija. - ¿Se sentía culpable por haberla dejado? - No lo sé muy bien…pero sí, supongo que sí. Cuando vivía con Juan llamé varias veces a mis padres para decirles que estaba bien y que me dijeran como estaba la niña. Pero solo había recriminaciones, ni siquiera me quisieron mandar una foto. Ahora como tenía algo de dinero, todos los meses les mandaba una carta con un giro. Aceptaban el dinero, pero nada más. Nunca hubo respuesta… Lo siento, creo que ya llevo mucho tiempo hablando ¿verdad?. - Ana, no se preocupe y dígame que pasó luego. - Pues una noche sonó el teléfono. Era mi tío para decirme que mi padre había muerto y que el funeral sería pasado mañana. Entonces supe que debía volver. El autobús me dejó en la entrada del pueblo, parecía como si todo fuera igual. Habían pasado 10 años desde que me fui, pero era como si fuera ayer. ¡Dios! con 21 me fui y con 31 regresaba, pero ya no era la misma. Era más fuerte y con más experiencia. No fui a la casa de mis padres, me hospedé en el hotel. A la mañana siguiente, bien temprano, me fui a ver a mi madre y a mi hija. Estaba muy nerviosa, pero no dejé que nadie lo notara. La puerta estaba abierta y la casa llena de familiares y amigos. Cuando entré mi madre me miró y no dijo nada. Me ignoró. Igual que los demás. Así que me senté lo más cerca posible de ella y esperé., me miraban y cuchicheaban pero nadie me dirigió la palabra. Parecía toda tan irreal. Aunque yo solo veía a la muchacha que estaba cogiendo la mano a mi madre, tenía mi mismo color de pelo y unos ojos grandes. Recuerdo que pensé que pronto cumpliría los 16 y estaba echa toda una belleza. La que no fui yo, por cierto. Me hubiera gustado acercarme y hablar con ella. Pero no tuve el valor. Yo sentí que me había reconocido y que me miraba con curiosidad, pero mi madre no se separó de ella ni un instante, ni en casa, ni de camino a la iglesia y pasó lo mismo en el cementerio. - ¿Qué sintió por la muerte de su padre? - Pues al principio dolor por el pasado, luego tristeza, pena y cuando lo estaban enterrando… frío. Mucho frío. Miré a mí alrededor. No vi a nadie que llorara por mi padre, ni mi madre. A su lado, mi hija la sostenía, o más bien, se sostenían la una a la otra. Me fije en ella, estaba cambiada, el pelo blanco, la espalda encorvada, con arrugas, parecía mas vieja de lo que en verdad era. Su mirada era…no sabría como explicarlo. Tantos años cuidando a ese bastardo de marido que le tocó en suerte puede hacer mucho daño. Al terminar el sepelio, estaba decidida a hablar con ella. Me acerqué y antes de que pudiera hablar me dijo. “Acabo de enterrar media vida y tu te llevaste la otra media”. Y se fueron. Me quedé allí clavada, sin poder reaccionar. Algo muy negro me envolvió el alma. Solo vi oscuridad. Lentamente empecé a caminar. Quería huir. Llegué al hotel y me fui directa a la ducha. Me restregué muy fuerte con el jabón por todo el cuerpo, varias veces. Suciedad, solo veía suciedad en mí. Empecé a llorar y lloré hasta que sonó el teléfono. Descolgué el aparato. “¿Eres Ana?, soy…” empezó a decir una voz indecisa. Enseguida me di cuenta de que era mi hija. “sí, lo sé Maria, mi hija” le dije. Oí como cambiaba su respiración y se volvía mas agitada. “Quiero que te vayas lo antes posible, nadie te quiere aquí” dijo, “pero tengo que hablar contigo, déjame…”, repliqué pero no pude terminar la frase, me colgó. Lentamente volví a colocar el aparato en su sitio y ahí es cuando creo que todo empezó a dar vueltas. Estaba fuera de mí, me vestí rápidamente y me fui a la cafetería del hotel. Me pedí un cubata y luego otro y así sucesivamente hasta que una especie de sopor y felicidad acudieron en mi auxilio. Lo veía todo lejos y sin importancia. No me acuerdo como llegué a mi habitación, solo sé que al día siguiente me desperté cuando llamaron a la puerta. Me sentía fatal por la resaca y me costó mucho levantarme. Tras la puerta me encontré a un muchacho del hotel. Me decía que me habían dejado un paquete en recepción. Fui a buscarlo y vi que no era muy grande. Se parecía a una caja de zapatos. Pregunte quien lo había dejado, porque no había tarjeta ni nada. Por las indicaciones reconocí a mi hija. Eso me sorprendió, volví a la habitación y lo abrí. Eran cartas, las cartas que yo había enviado estos años, estaban sin abrir. Me quedé asombrada y perpleja. Tenía en mis manos su rechazo hacia mí. - Lo siento mucho, Ana. - Sí, yo también. - Lo siguiente que hice fue hacer la maleta y huir. Ya era una constante en mi vida. - En la parada del autobús me esperaba mi tía, me sorprendió. La recordaba como una persona amable y cariñosa. Al verme, fue hacia mí y me abrazó. Me puse a llorar. Luego, nos sentamos y hablamos. Me fue contando cosas de mi familia desde que yo me fui. Ella siempre estuvo en contra de cómo educaron a mi hija para que me odiara. Tuvo más de una pelea por ello. Me dijo que todos estos años me echó de menos. Cuando llegó el autobús las dos nos abrazamos y me prometió que estaríamos en contacto. Sentada en mi asiento agradecí el consuelo que esa mujer me proporcionó. Estaba mas tranquila pero sentía por dentro un montón de emociones. Esos dos días fueron horribles. Al llegar a la ciudad trate que la rutina me hiciera olvidar. No quería pensar y mucho menos sentir. Durante el día tenia la cabeza ocupada, pero luego volvía a casa … Una casa vacía y en silencio. Era demasiado para mi. Cerraba de nuevo la puerta y me iba al bar de abajo y pedía una copa. Quería estar rodeada de gente, que el ruido y el alcohol silenciaran mis pensamientos. Cuando no tenía más remedio que volver a casa, encendía el TV y la radio, pero no servia de nada. Por la noche, al acostarme, apenas dormía unas horas. Me empezaron a dar ataques de ansiedad. Fui al medico y me recetaron tranquilizantes. Mi trabajo empezó a resentirse y tuve quejas. Aunque había días buenos, en los que recibía la llamada de mi tía. Poco a poco, fuimos cogiendo confianza y se convirtió en mi confidente. Yo le contaba mi vida aquí en la ciudad, mi insomnio y mis visitas al médico. Me aconsejó que fuera al psicólogo. Yo nunca creí en ellos, pero ella me recomendó a uno que conocía. Al principio no estaba muy segura, pero sabía que necesitaba una salida. No podía seguir así. El psicólogo resultó ser un hombre maduro, con el pelo salpicado de canas. Su voz era suave y agradable. No era de aquí, argentino me dijo. Me gustaba su mirada, era tranquila pero a la vez con fuerza. “No hay diván” me dijo. Yo me sonrojé porque la verdad eso era lo que esperaba. Empezó a preguntarme cosas sin importancia como edad, nombre, dirección y escribió los datos en una ficha. Mientras tanto me iba fijando en esa habitación. Muchos libros, títulos, fotos…, “Mi hobby es hacer fotos, - me dijo- me apasiona capturar imágenes, momentos… cualquier cosa rara que vea. ¿Y usted que hobby tiene?” Era una manera inteligente de romper el hielo y que empezara a hablar sin sentirme nerviosa. Así que respiré hondo y le fui contestando a cada pregunta. Fue curioso, me sentí mejor. Me dio cita para el sábado siguiente, pero a lo largo de la semana decidí no volver, aunque se había portado muy bien, no terminaba de verlo claro. Cuando iba a llamar para anular la cita, sonó el teléfono. Era mi tía diciéndome que iba a ser abuela. Me tuve que sentar de la impresión, yo…abuela. Mi tía me dijo que mi hija ya tenía novio, un chico mayor que ella. Trabajador y buena persona y que se casarían para el verano. Me dijo que no me preocupara que era un buen hombre y que ella estaría en buenas manos. Cuando colgué, empecé a dar vueltas por la casa sin saber que hacer. Aire, necesitaba respirar. Así que me fui a la calle y anduve sin dirección, no sé cuanto tiempo y de pronto me vi delante de la consulta del psicólogo. Sin darme cuenta, mis pasos me habían dirigido hasta allí. Subí y llamé a la puerta, hoy no era el día de mi cita y no estaba segura de que estuviera. Pero necesitaba hablar, desahogarme. Me empezaba a dar otro ataque de ansiedad, creí que me iba a desmayar cuando él abrió la puerta. Me sujetó y me llevó hasta la salita. Me sentó y se quedó conmigo sujetándome la mano. Al cabo de un rato, se acercó al armarito que tenía en frente y sacó algo. Me lo puso en la mano y me sonrió. “Aquí tiene, un regalo”. Era un osito de chocolate, no sabia si reírme o llorar. Hacía mucho que nadie me regalaba nada. Y se lo dije. Esa tarde fue muy importante para mí. Hablamos durante horas y lo más curioso fue que no me sentí como una paciente, fue como si hablara con un buen amigo. Era como si hubiera vomitado algo que llevaba tiempo haciéndome daño. Me sentí un poco más libre. Y así fue como empecé a ir a su consulta, aunque ya había dado el primer paso, todavía me quedaba mucha terapia. Es el primer hombre en quien confío después de muchos años ¿sabes? - Me alegro mucho por usted ¿pero, porqué nos llama si ya está recibiendo ayuda? - Porque cariño, yo no me llamo Ana, sino Carmen y soy tu madre. Sabía que trabajabas aquí por mi tía y como tú no…. - ¡Dios!, pero…pero…¡como te atreves¡ - Lo siento, esta era la única forma que me has dejado. Ni lees mis cartas, ni contestas a mis llamadas ¿Qué podía hacer?... Cariño, no llores, por favor. - No sé que decirte... - No tienes que decir nada. Yo solo quería que supieras mi versión. El porqué lo hice y todo lo que me he arrepentido ¿Podrás perdonarme algún día? - No lo sé. Ahora mismo no puedo pensar…Cuando estabas contando tu vida. Creo que una parte de mí sabía que eras tú y quería escucharte, pero ahora… - Tranquila, déjame ir a verte. Quedemos en algún lado. - No lo sé, mira voy a colgar. - Piénsalo, por lo menos. - Está bien. ¿donde quieres que nos veamos? Marina Garcia
Article complet

10 anys de Viles i gents una nova publicació.

10-anys-de-vig.pdf S’acaba de publicar 10 anys de Viles i gents dins la col•lecció Literaturas de Aragón. Serie en Lengua Catalana editat pel Departament d’Educació, Cultura i Esport del Govern d’Aragó. És el primer títol que es publica en aquesta col•lecció i que no pertany als Premis Guillem Nicolau des de 1995, any en què es va editar el poemari de Desideri Lombarte Romanços mai contats. Boires i borrims. Amb el títol 10 anys de Viles i gents es recull una selecció de columnes –de les quasi cinc-centes publicades- que cada divendres apareixen ininterrompudament a La Comarca des de 1995 i a la revista mensual Temps de Franja des del 2000. També poden consultar-se aquestes columnes a través d’internet a www.mallorcaweb.net/catalarago i http://vilesigents.blogsome.com. La temàtica que tracten els columnistes és prou diferent: cultura, etnologia, ecologia, història, llengua, patrimoni, reivindicacions socials... El pròleg del llibre corre a càrrec del periodista originari de Bellmunt de Mesquí Ramon Mur de qui precisament va eixir l’idea de fer una columna en català quan ell era el director del bisetmanari alcanyissà. El volum recull un total de trenta-sis texts que pertanyen a nou columnistes que han col•laborat durant aquests deu anys: Tomàs Bosque, Lluís Rajadell –que havia estat redactor en cap de La Comarca-, Josep A. Carrégalo, Carles Terès, Miquel Blanc, Juli Nicolau, Josep Puche, Natxo Sorolla i que signa aquest escrit. En la primera columna publicada de Viles i gents, Tomàs Bosque, que signava el text, justificava la necessitat de la pluralitat lingüística a les pàgines de La Comarca: Lo millor que li pot passar a un país, a una ciutat o a un territori de cent pobles com el Baix Aragó, al que vol arri¬bar i representar el quinzenal d'Alcanyís La Comarca, és que totes les formes d'entendre el món, de sen¬tir-se ciutadans, de mantindre les tradicions i d’imaginar el temps que ha de vindre, tinguen cabuda amb una certa harmonia. Que és el que ha passat sempre a la nostra terra; perquè la pròpia història de la ciutat d'Alcanyís no es pot explicar deixant a un costat la influència que ha tingut i té la gent que baixa de per dalt, la gent que parle català. El llibre va eixir al carrer el segon cap de setmana de juny coincidint amb la Fira del Llibre a Saragossa i amb la concessió dels premis literaris atorgats pel Govern d’Aragó. I que recordem que el guardó per a treballs en català –Guillem Nicolau- va recaure en la beseitana Susana Antolí Tello amb Tornem a ser menuts. Des de l’any passat la primera experiència d’una columna en català en un mitjà de comunicació en castellà Viles i gents té un paral•lel: Lo Cresol que es publica al Diario de Teruel i en què hi participen els companys Artur Quintana, Josep M. Gràcia, Silvestre Hernández, M. Dolores Gimeno i Marc Martí. Carles Sancho Meix
Article complet

Se inaugura en agosto una nueva ruta literaria y jacobea

ruta-jacobea.jpg Fernando Marías, Almudena de Arteaga, Juan Manuel de Prada, Marta Rivera de la Cruz, Gustavo Martín Garzo y Luisa Castro entre los escritores que abrirán esta ruta patrocinada por el Xacobeo y la Xunta de Galicia 20070621_ruedaprensa-1.pdf Información: IMAGINE EDICIONES - prensa@imagineediciones.com Nazaret Sánchez - Tel: 914 316 176 (centralita) - Móvil: 629 917 537 JUEVES 21 DE JUNIO, 13:00 horas CASA DE GALICIA - C/ Casado del Alisal, 8 La presentación de este proyecto a los medios de comunicación, denominado “La Traslatio literaria y jacobea” estará a cargo de Ignacio Rodríguez Eguibar, director-xerente de la S.A. de Xestión do Plan Xacobeo, Pilar Morgade Saavedra, subdirectora general de Turismo de la Xunta de Galicia, Fernando Marías y Silvia Pérez, coordinadora general del proyecto, además de la presencia de los escritores. Del 4 al 15 de agosto, el buque escuela ruso MIR zarpará desde Valencia con un grupo de escritores y de peregrinos desde Valencia con destino final a la Catedral de Santiago de Compostela. Esta interesante iniciativa, organizada por la Asociación “Amigos del Camino de Santiago” de la Comunidad Valenciana, durante la travesía por el Mediterráneo y el Atlántico, tocará los puertos de Cartagena, Málaga, Cádiz, Lisboa y Vilagarcía de Arousa y se hará un último recorrido a pie desde Padrón hasta la catedral de Santiago. Durante el mismo, se grabará un documental para televisión y se realizarán diversas actividades literarias y culturales en general, relacionadas con la legendaria Traslatio del apóstol Santiago y el Camino de Santiago. También se realizará una exposición itinerante que se exhibirá en cada una de las ciudades donde atracará el barco. El plantel de escritores está compuesto por Fernando Marías, Marta Rivera de la Cruz, Juan Manuel de Prada, Luisa Castro, Gustavo Martín Garzo, Almudena de Arteaga, Ramón Pernas, Fernando Martínez Laínez, Milagros Frías y Juan Bolea, entre otros. Al final del viaje, cada autor entregará un relato que se recogerá en un libro colectivo con fotografías de esta experiencia que será editado por IMAGINE EDICIONES, y puesto a la venta en otoño próximo. Después de la rueda de prensa se servirá un cóctel.
Article complet

3 Novetats d'Autors Ebrencs

Guia de les Terres de l'Ebre de Vicent Pellicer: guia-turistica-de-les-terres-de-lebre-vicent-pellicer.jpg Vicent Pellicer Ollés; Biografia: (Valdealgorfa, el Baix Aragó, 1956), professor de català per a adults, viu a Jesús (el Baix Ebre) des dels 9 anys. És un escriptor que es declara addicte a la natura: a les serralades, als boscos i a les fonts; a les salvatgines, a la pluja i al somriure dels esquirols. Esta gran passió queda ben palesa en els seus llibres, i en la seua veu quan recita versos. El 1988 guanyà el primer accèssit del Premi Enric Bayerri de contes (Jesús), publicat el 1991 a Obra literària, Jesús-Catalònia (1984-1989). Els anys 1995 i 1996 fou el guanyador de sengles edicions anuals del Premi Ramon Salvadó i Montoriol (Barcelona) de contes de natura. És autor de poemes editats en tres reculls d’Els Trobadors de l’Ebre (anys 1996, 1997 i 1998), del conte Morret pelut de rabosa (1997), de Les fonts del Port (1999), de Contalles del Port (2000), d’A peu pel massís del Port (2000), d’Endevineu els ocells­ (2002), de Caminades pel massís del Port (2002), de Paisatges de l’Ebre: el Delta i el Port (2004), d’El massís del Port: de font en font (2005) i, en col·laboració amb Pere González, del CD inter­actiu Les fonts del Port: 50 recor­reguts d’aigua (2000). Tornen a ser menuts de la Susana Antoli:10-anys-de-vig.pdf Susana Antoli; UNA OBRA DE POESIA INFANTIL GUANYA EL PREMI GUILLEM NICOLAU 2006 . L'obra titulada “Tornem a ser menuts”, de Susana Antolí Tello, ha estat la guanyadora del premi Guillem Nicolau a la millor obra literària en llengua catalana de l'any 2006, que concedeix el Departament d'Educació i Cultura del Govern d'Aragó. El jurat del premi es va reunir ahir dijous i ha escollit aquesta obra "per la construcció d'un món imaginari que incorpora de forma innovadora elements de la tradició i de la terra quotidians, amb un llenguatge fresc i senzill, accessible al públic infantil i juvenil". Així mateix, ha merescut un esment especial per part del jurat l'obra titulada "La construcció de la Casa del Pari" de Carlos Andreu Sancho. Susana Antolí és una jove poetisa de la localitat de Beceite, en la comarca turolense del Matarraña i que treballa habitualment en una guarderia, una mica que s'ha notat en l'obra guanyadora, que és una recopilació de poemes infantils. A més, també destacava que és la primera vegada que es premia una obra de poesia infantil. A més...(La beceitana Susana Antolí Tello ha estat la guanyadora de l'I certamen literari en català ‘Vila de Pena Vermella i Matíes Pallarés’, organitzat per l'Ajuntament de Peñarroya de Tastavins. El premi, dotat amb 250 euros i amb un trofeu que representa les Roques del Masmut de la localitat, es va lliurar diumenge passat en aquest municipi de la Comarca del Matarraña. La guanyadora del certamen va presentar per a aquest premi un relat titulat El tio Mentiroles i el drac de Peñarroya, redactat en català.) Carles Sancho Meix; VILES I GENTS Viles i Gents20 June, 2007 10 anys de Viles i gents una nova publicació. C. Sancho Categoria: Notícies S’acaba de publicar 10 anys de Viles i gents dins la col•lecció Literaturas de Aragón. Serie en Lengua Catalana editat pel Departament d’Educació, Cultura i Esport del Govern d’Aragó. És el primer títol que es publica en aquesta col•lecció i que no pertany als Premis Guillem Nicolau des de 1995, any en què es va editar el poemari de Desideri Lombarte Romanços mai contats. Boires i borrims. Amb el títol 10 anys de Viles i gents es recull una selecció de columnes –de les quasi cinc-centes publicades- que cada divendres apareixen ininterrompudament a La Comarca des de 1995 i a la revista mensual Temps de Franja des del 2000. També poden consultar-se aquestes columnes a través d’internet a www.mallorcaweb.net/catalarago i http://vilesigents.blogsome.com. La temàtica que tracten els columnistes és prou diferent: cultura, etnologia, ecologia, història, llengua, patrimoni, reivindicacions socials… El pròleg del llibre corre a càrrec del periodista originari de Bellmunt de Mesquí Ramon Mur de qui precisament va eixir l’idea de fer una columna en català quan ell era el director del bisetmanari alcanyissà. El volum recull un total de trenta-sis texts que pertanyen a nou columnistes que han col•laborat durant aquests deu anys: Tomàs Bosque, Lluís Rajadell –que havia estat redactor en cap de La Comarca-, Josep A. Carrégalo, Carles Terès, Miquel Blanc, Juli Nicolau, Josep Puche, Natxo Sorolla i que signa aquest escrit. En la primera columna publicada de Viles i gents, Tomàs Bosque, que signava el text, justificava la necessitat de la pluralitat lingüística a les pàgines de La Comarca: Lo millor que li pot passar a un país, a una ciutat o a un territori de cent pobles com el Baix Aragó, al que vol arribar i representar el quinzenal d’Alcanyís La Comarca, és que totes les formes d’entendre el món, de sentir-se ciutadans, de mantindre les tradicions i d’imaginar el temps que ha de vindre, tinguen cabuda amb una certa harmonia. Que és el que ha passat sempre a la nostra terra; perquè la pròpia història de la ciutat d’Alcanyís no es pot explicar deixant a un costat la influència que ha tingut i té la gent que baixa de per dalt, la gent que parle català. El llibre va eixir al carrer el segon cap de setmana de juny coincidint amb la Fira del Llibre a Saragossa i amb la concessió dels premis literaris atorgats pel Govern d’Aragó. I que recordem que el guardó per a treballs en català –Guillem Nicolau- va recaure en la beseitana Susana Antolí Tello amb Tornem a ser menuts. Des de l’any passat la primera experiència d’una columna en català en un mitjà de comunicació en castellà Viles i gents té un paral•lel: Lo Cresol que es publica al Diario de Teruel i en què hi participen els companys Artur Quintana, Josep M. Gràcia, Silvestre Hernández, M. Dolores Gimeno i Marc Martí. Carles Sancho Meix
Article complet

Les aigües del riu

Les aigües del riu ballen tímides les mil cançons dels ulls que les miren, sotgen líriques i taciturnes els balls invisibles dels cors que les rimen, cusen amb colors transparents callats les nues petjades d'una ment que cavil.la, contemplen amb ulls infinits i líquids el viatge sense arribada de les hores d'aigua. Les aigüies del riu són filòsofes, músiques, poetes, temptadores i humides dames, que tot ho conreen des de la infinitud, i tot ho recullen des del cor individual de tot aquell que estima el riu, i s'inspiren amb totes les gotes que les conformen com a dones desitjades per als ulls i l'esperit, sempre despullades de carn, sempre mullades d'amor. Albert Guiu
Article complet

Companys de lletres (8): Vicent Pellicer

Companys de lletres (8): Vicent Pellicer company-de-lletres-vicent-pellicer.pdf guia-turistica-de-les-terres-de-lebre-vicent-pellicer.jpg A Vicent Pellicer l'hem enredat de tal manera que l'hem convertit sense voler-ho en una mena de poeta oficial del Centenari de Joan Cid i Mulet. La meva dona, Araceli Aguiló, llicenciada en Filologia Catalana, sempre repeteix que els poemes de l'intel•lectual jesusenc en boca de Pellicer agafen tonalitats mítiques. Li hem fet recitar, no sé quantes vegades, el poema "La cançó de l'Ebre", un càntic vibrant que amb la seua veu realment posa la pell de gallina. Vicent Pellicer és un poeta jesusenc, que està enamorat de les salvatgines i del somriure dels esquirols, i en fa bandera tothora d'aquest fet. Nascut a Valdealgorfa (Baix Aragó) el 1956, imparteix classes de llengua catalana per a adults. Va tenir uns inicis literaris en el camp de la narrativa curta i de la poesia, per posteriorment especialitzar-se en temes concernents amb la natura. Els seus llibres més coneguts són: Les fonts del Port (1999), Contalles del Port (2000), A peu pel massís del Port (2000), Endevineu els ocells¬ (2002), Caminades pel massís del Port (2002), Paisatges de l’Ebre: el Delta i el Port (2004) i El massís del Port: de font en font (2005). Cossetània Edicions li acaba de publicar una magnífica "Guia de les Terres de l'Ebre", la qual em va fer obsequi ahir. Em delecta que em regalin llibres, més encara si prové d'una persona amb la qual m'uneix la passió literària, l'amor a la llengua catalana i a les Terres de l'Ebre. Aquesta guia està molt ben editada (cal felicitar l'editorial) i homenatja el patrimoni natural, paisatgístic, historicoartístic, arqueològic, cultural, gastronòmic de la nostra terra. Reivindica el gran potencial turístic que proporciona l'Ebre, el veritable eix vertebrador de la zona i el nostre màxim signe d'identitat. L'amic Vicent ha dissenyat dotze itineraris per tal donar a conèixer les nostres tradicions, el nostre fet cultural, la nostra gent. I si una cosa caracteritza Pellicer, és la passió per la natura que demostra en cada ratlla dels seus relats, que ens invita a conèixer els racons verges més amagats de la dolça terra de l'Ebre. Amb Vicent Pellicer vàrem fer un recital poètic esplèndid la nit del 21 d'abril d'enguany en l'acte central del Centenari de Joan Cid i Mulet. Recitàrem poemes de l'homenatjat: Encís, Sant Jordi el cavaller, La Vall Beneïda (terra nostra tortosina, vall dels somnis infantins... terra nostra riallera...), etc. Va col•laborar activament en el programa Lletres Ebrenques del 2 d'abril, i va introduir una petita dissertació de la novel•la de Cid "Rosa Maria" (1934), un gran càntic a la vida marinera i als colors mediterranis. El necessitarem de nou i el tindrem al nostre costat. Segur. Encoratjo tothom a conèixer l'obra d'aquest escriptor jesusenc (l'actual, a més del centenari). Són llibres d'una bellesa estètica esplèndida, escrits amb devoció pels paratges naturals i que ajuden a enlairar l'autoestima ebrenca. Quina bella terra que tenim! Vicent, va per tu: Contemplo aigua que corre i torna,/ que és dolça i salda,/ s'estreteix i s'eixampla./ Contemplo blavor banda i banda./ La frescor em banya,/ la bellesa m'impressiona/ i la terra se m'aparta./ Un vol de gavines s'enlaira,/ uns ànecs perduts volen a mitja ala/ i uns pescadors arrien la canya./ Alguns turistes en una barca saluden/ i fotografien el paisatge./ I jo, m'emociono davant l'espectacle. Emigdi Subirats
Article complet

8è Joc literari: completar un conte

A més a més de comentaris, sensacions i fragments de contes, des de fa setmanes, proposo al meu bloc de temàtica literària, Tens un racó dalt del món, jocs literaris per a fomentar la participació, amb premis inclosos. Al 8è Joc literari demano una mica de creativitat i que es completi el final d'un conte de forma molt breu. Aquest joc té un desavantatge, potser demano una mica més d’esforç; però també té un avantatge, totes les respostes seran correctes. Aproximadament el 27 de juny publicaré al bloc les vostres propostes, llevat que em demaneu que no ho faci explícitament. Entre els participants dels 3 jocs sortejaré els següents premis: un lot de llibres de Cossetania Edicions, un lot de llibres d’Aeditors i un lot de productes de la Festa del Renaixement, que tindrà lloc a Tortosa entre el 19 i el 22 de juliol. Per a participar en aquest 8è Joc literari haureu d'entrar al meu bloc http://jmtibau.blogspot.com , i enviar la resposta al clubdelectura@tortosa.altanet.org Animeu-vos a participar i difoneu aquestes propostes de jocs tant com pugueu! Jesús M. Tibau Escriptor i coordinador del Club de Lectura de Tortosa www.escriptors.cat/autors/tibaujm http://jmtibau.blogspot.com
Article complet

BUIDESA

BUIDESA S'ha aturat el temps, la soledat deambula al meu voltant, sura en el teixit del vent...fugisser, que segueix el seu camí. Voldria volar amb ell, pel meu cel infinit que tantes vegades he somniat, amb els núvols blancs i blaus, que s'han esborrat del meu pensament, no existien... Eren mentida. Ara miro el cel i no hi ha res, tot és gris, ple de silencis, obrint una ferida a la meva ànima buida... Voldria trobar-me amb un estol d'aus, d'orenetes o d'estornells i saludar-les, parlar amb elles, escoltar dels poetes el seu vers. Que fàcil trencar un cor d'àngel, amb plomall de vidre, convertir en pols la bellesa d'unes ales de papallona que vola lliure de flor en flor, amb l'encís del seu tremolor, tan fàcil com trencar l'amor amb les teves mans. Glòria Fandos Gracia
Article complet

<1...615
616
617
618
619
...633>