PARADIGMA LIBRO: LA FERIA DEL LIBRO DE MADRID: "VANIDADES, LIBROS Y PIPAS"





 

Paradigma libro:

LA FERIA DEL LIBRO DE MADRID: VANIDADES, LIBROS Y PIPAS

Miércoles, 2 de Junio de 2010 
 
La feria de los nórdicos, más fría que nunca

La feria de los nórdicos, más fría que nunca

La 69ª edición de la Feria del Libro de Madrid ha comenzado con lluvia (quizá nórdica) y bajo el signo de la incertidumbre: con un entorno de fuerte y persistente contracción del consumo, con las librerías vacías (de público, no de libros) desde hace semanas, y con un panorama social y económico que raya la crispación, podemos aventurarnos a pronosticar, de forma realista y cautelosa, que no parece que esta edición de la Feria nos vaya a dar alegrías ni a editores ni a libreros.

El sector del libro lleva meses sumido en una fuerte atonía, y ni la Feria del Libro de Madrid, como tampoco lo logró Sant Jordi, ni los calores, parece que vayan a reactivarlo.

Hace unos días, Pilar Gallego, presidenta del Gremio de Libreros de Madrid, ofrecía unas cifras que al menos parecen sensatas, después de varios meses de silencio pactado sobre la situación real del mercado del libro. «Las ventas de este año 2010, aunque malas, no eran tan negativa como la del año pasado», afirma Gallego, cuando «la bajada fue del 20% con respecto a 2008». Según esta fuente la caída de ventas del primer trimestre de 2010 es de un 10%. Desde la Federación del Gremio de Editores de España (FGEE) se matizan estas cifras con opiniones, pero no con datos fiables: «Este 10% que reconocen los libreros parece un poco alto», dicen fuentes de la FGEE.

¿Para cuándo contaremos en el sector del libro con un sistema de análisis estadístico fiable y matemáticamente impecable, que nos permita, por ejemplo, tomar decisiones estratégicas a tiempo? No parece razonable que la cuarta potencia editorial del mundo carezca de sistemas de medición de sus volúmenes comerciales fiables y modélicos.

Que al libro sí le afecta la crisis llevamos diciéndolo desde Paradigma bastante tiempo; pues bien, ahora parece que ya se reconoce abiertamente la situación «catastrófica», algo que era un hecho incuestionable hace meses pero que fue negado sistemáticamente. No alcanzamos a entender el por qué.

La feria, si es que alcanza un buen tono, será un buen paliativo para un enfermo que da muestras de fallos multiorgánicos severos, pero desde luego no será el bálsamo de fierabrás. Es cierto que en el mundo del libro se detecta una situación que denominamos «ciclos de consumo», y la feria del libro de Madrid, como Sant Jordi en Barcelona, son ejemplos de ello. Pero fiar la recuperación del sector a la dinámica y casuística de la actual edición de la feria parece cuando menos francamente aventurero. Un paseo por la misma nos hace ver la similitud del comportamiento con otras áreas de consumo.

Menos volumen de compras en ejemplares y compra media más baja. Y esto es indicativo de una contracción severa del consumo.

Vamos, que mucho miranda y poca bolsa, de libros, que no de pipas.

 
Articles relacionats


comentaris

No hi ha cap comentari a aquest article

comenta
El comentari s'ha enviat correctament i està pendent de validació.