SADURIJA de Ramón Mur





 
Tiene algo barojiano el amigo Mur en su escritura, aunque resulta ser mucho más detallista y amigo de cifras y datos documentales que el gran escritor vasco. Da un cierto gozo leer este libro, al que no llamaré novela, porque en él respira el Tiempo pasado, el de una época no tan lejana (del siglo XVII a principios del XX), no sólo por la temática, la historia de la casa Membrado en toda la Tierra Baja, sino por el estilo tan peculiar que sólo creo haberlo leído en legajos y narraciones populares o eruditas del arco que va desde la Baja Edad Media hasta la Modernidad y el periodo convulso de las guerras carlistas. Ramón Mur reconoce paladinamente que su libro es una "recopilación novelada de los numerosos datos entresacados de los legajos escondidos en un archivo semi secreto de la familia Membrado...está escrito en una deliberada aclimatación al contenido de las escrituras notariales, correspondencia o cuadernos de contabilidad de la Casa...algunos "arcaicismos" (sic) y hasta errores gramaticales de hoy han sido admitidos como marco apropiado para una obra antigua metida en moldes nuevos y que no tiene su origen exclusivamente en la imaginación del autor". Ésta sirve de hilado o urdimbre que da cohesión al entramado de los datos y referencias documentales. No es un defecto sino un hecho objetivo y no resta nada del valor intrínseco a la obra. Es la diferencia con obras como las últimas de Silva o Cercas que, a pesar del gran aporte documental, son novelas propiamente dichas. Pero, y aquí está la supuesta "contradictio in términis" (lo que se llama en griego "oxímoron") del libro de Mur, ya que se trata de un documento que se lee como una novela. Para las gentes de esta zona matarreñense, las del Bajo Aragón y las tierras del Mezquin debería ser un libro de consulta sobre las antiguas tradiciones y formas de vivir de nuestros antepasados, para el resto de los mortales es una curiosísima oferta étnica, antropológica, social, histórica, costumbrista y geográfica que estimula las ganas de conocer estos lugares a los que sólo falta un poco más de lluvia para ser una antesala a una especie de reserva natural del placer de vivir. Por cierto, la sadurija, que da título al libro, es una planta silvestre, la ajedrea en castellano(utilizada para cocinar o aliñar las olivas), que "bañada en aceite de oliva durante doscientos años" tiene -se dice- la virtud de alargar la vida a quien la consume o hacerle recuperarse de cualquier mal de forma casi milagrosa. Ese "secreto" salutífero está en el origen de la fortuna de la familia Membrado como vemos a través de la narración, que alcanza acentos épicos cuando nos lleva al interior de la guerra carlista, al general Cabrera y Zumalacárregui y van surgiendo los nombres y hechos de ciudades y pueblos que transitamos todos los días, Belmonte, Valderrobres, Alcañiz, Teruel... Es obra complementaria pero distinta a las de Braulio Foz, Ciro Bayo, Valle Inclán, Galdós o Baroja, todos escritores clásicos que transitaron por estas tierras y la hicieron escenario de algunas de sus correrías literarias y las supera sin duda en el aporte documental y lingüístico, en los detalles botánicos, vegetales y geológicos de sus descripciones. La historia de los Membrado desde su origen como arrieros y muleros hasta convertirse en un poder efectivo basado en la propiedad de la tierra y en el apoyo de la Iglesia, es uno de los argumentos literarios más usados en la Historia del arte de narrar, el del cambio de Fortuna. Como diría el Lazarillo de Tormes, esta novela "muestra cuánta virtud sea saber los hombres subir, siendo bajos; y cuánto vicio, dejarse bajar, siendo altos" . FICHA SADURIJA.-Ramón Mur.- Centro de estudios Bajoaragoneses.- 16 euros.-255 págs.
Articles relacionats


comentaris

No hi ha cap comentari a aquest article

comenta
El comentari s'ha enviat correctament i està pendent de validació.