THE GAME





 

El escritor italiano que nos fascinó con su "Seda", "City" o "La esposa joven" y comenzó a inquietarnos con "Los bárbaros" (hace doce años) donde ya reflexionaba sobre los efectos deletéreos que las nuevas tecnologías causaban en las personas que las usaban y dependían en cierta forma de ellas, regresa a las librerías con este libro, titulado en inglés en todas las traducciones a distintas lenguas como guiño realista al idioma en el que se expresan mayoritariamente los grandes  mandarines que controlan  "The Game". Y son esos mandarines a los que Baricco trata de desenmascarar con una investigación osada y sarcástica que tiene por objetivo mostrarnos que la "revolución tecnológica" es, en realidad, una insurrección digital que está destrozando los pilares culturales y los paradigmas  sociales, usos y costumbres del siglo XX. Un siglo detestado (con sobrada razón) por esa gente joven, inicialmente contraculturales, que domina - pues las ha creado- las sutiles cuerdas que controlan, dirigen y organizan un futuro cuyas características finales ni siquiera ellos barruntan cómo va a ser, más allá de los juegos de predicciones y conjeturas a las que les gusta jugar (mostrándolas virtualmente).

Como nos dice Baricco desde el principio la mayoría de los occidentales hemos aceptado de que vivimos una revolución sin precedentes  que no sólo va a cambiar nuestro modo de vivir la vida y nuestros actos y actitudes, sino que es irreversible y sin darnos cuenta ya la hemos aceptado y la hemos integrado en nuestra vida cotidiana. Pero presenta unas características inquietantes: nos propone un tipo de mundo que no sólo no sabemos entender cómo funciona sino que desconocemos cuáles son sus propósitos y objetivos e ignoramos su escala de valores y sus principios éticos. Otra cosa es un carácter "líquido", su suavidad engañosa, su festiva y totalizadora inteligencia, su descarada proposición de desgajarse de la realidad y explosiva tendencia a imponerse para crear una realidad virtual donde todo es más amable, ligero y brillante. A consecuencia de ello las personas -creen algunos críticos- cada vez tienen más restringido su ámbito de libertad y de intimidad y delegan muchas de sus funciones, decisiones y opiniones a máquinas, algoritmos o datos, fascinados por la brillante y cómoda superficialidad del mundo digital que se nos ofrece, en tanto el nuestro, el ambivalente y complejo mundo real pierde profundidad. 

Baricco nos propone un viaje por los "fósiles",  los orígenes, de esta revolución tecnológica que está provocando un trastorno global de nuestra mente. ¿O es ésta la que ha provocado la revolución digital? Una insurrección contra los sacerdotes, los grandes maestros, los intermediarios, que dominaron el siglo desastre, el XX. Ahora son desterrados del Juego. Y así conocemos la estructura de aquellos primitivos videojuegos a los que jugaban aquéllos jóvenes que hoy mandan y encabezan el mundo digital. Desde los "Space invaders" (1978) ya mostraba las reglas mentales de su revolución: todo se jugaba rápidamente,  sin parar, sin instrucciones, aprendiendo mientras se juega, aumentando los niveles de dificultad, para obtener la inmediata gratificación en forma de puntos. ¿Les suena? En lugar de puntos el juego ha virado a los me gusta de Facebook.

Los mandarines actuales, los jóvenes de finales del XX y principios del actual, ingenieros, informáticos, inventores, licenciados, no seguían principios filosóficos o éticos. Estaban en contra de la cultura del momento, con su sangriento y caótico pasado. Inventaron los videojuegos  como una manera de preparase para dirigir a las máquinas y a programarlas. Todo dirigido hacia la creación del mundo de hoy digitalizado, el "Game", donde gradualmente casi todos los gestos y actitudes humanas están facilitadas por los instrumentos, en un entorno donde desde encender las luces con un chasquido de los dedos o comunicarse  con los antípodas con un simple "click" o realizar nuestras compras, trabajos, diversiones o proyectos siguiendo el código, hombre-teclado-pantalla o cada vez más, hombre-pantalla directamente, y de una forma muy agradable y cómoda, volcando utilidades, apps, información, con un solo dedo, suavemente, como una caricia. Y sin instrucciones, sin intermediarios, la pantalla y tú. Como un juego. Y de hecho lo es. Adiós a la profundidad. ¿Es esto bueno? Lea el libro. Vale la pena. 

FICHA

THE GAME.- Alessandro Baricco.- Ed Anagrama.Trad. Xavier González Rovira.331 págs. ISBN 9788433964366

 

 

 


 
Articles relacionats


comentaris

No hi ha cap comentari a aquest article

comenta
El comentari s'ha enviat correctament i està pendent de validació.