TRATADO DE LAS CINCO RUEDAS





Alberto Díaz comenta: El bushido, como saben todos los aficionados es la llamada Vía de los samuráis. Su autor, Musashi era un excelente esgrimista y un guerrero activo que vivió en una de las épocas más agitadas del Japón medieval
Como nos informa del excelente prefacio escrito por M. Sibata y traducido por Francesc Gutiérrez, el Tratado de las cinco ruedas nos permite conocer uno de los grandes clásicos de la cultura japonesa. Para los practicantes de las artes marciales, el libro de Miyamoto Musashi (1584-1645), escrito en el siglo XVI es uno de los textos fundamentales del bushido, el camino del guerrero. En él radica la esencia espiritual y psicológica de las artes marciales y de la estrategia fundamental que respetando el principio de evitar en lo posible la violencia, se estructuran como una guía para el arte de vivir y actuar. No es raro encontrar en la mesa de los grandes ejecutivos de las agresivas empresas japonesas un ejemplar de este tratado mítico, que conserva una inmarchitable actualidad (como será evidente si el lector entra en sus páginas. El bushido, como saben todos los aficionados es la llamada Vía de los samuráis. Su autor, Musashi era un excelente esgrimista y un guerrero activo que vivió en una de las épocas más agitadas del Japón medieval. Desde los trece años, comenzó su vida guerrera con una sucesión de combates que le convirtieron en uno de los campeones de la época. Con un giro vital muy japonés, en la madurez se inclinó hacia la vida espiritual practicando la caligrafía, la pintura, la talla de estatuillas de Buddha, la ceremonia del té y la poesía. A los sesenta años escribió el Tratado de las cinco ruedas a modo de resumen de su vida y experiencias, y dos años más tarde falleció. Con el Kojiki sintoísta, los "Diálogos del sueño" budista y este tratado (todos publicados por José J. de Olañeta) se completa el trío de obras fundamentales que sustentan el espíritu japonés. En este pequeño volumen en tamaño y grande en importancia se nos informa de la vida de Musashi y su popularidad (el D'Artagnan de Dumas es una remedo ficticio de la figura japonesa real, llevada a numerosas novelas incluso en esta época). El título menciona la rueda como símbolo de la existencia que preconiza el Buda y refleja a los cinco elementos (tierra, agua, fuego, viento y vacío), que representan la naturaleza entera. Sin embargo Musashi aconsejaba "Hay que venerar al Buda y a las divinidades, pero no contar con ellos". Su conjunto de reglas morales, prácticas y espirituales que escribió unos días antes de morir (pág.31) es un conjunto que sorprende por su inteligencia, estoicismo y autocontrol. Uno ve brillar en ellas muchas de las claves de la filosofía griega adaptadas a la forma de vida de los samuráis japoneses. Desde el "evitar los placeres del cuerpo", "ser imparcial en todo", "no quejarse nunca", "no ser codicioso", "no experimentar rencor nunca ni sobre los demás ni sobre uno mismo", "No tener preferencias ni buscar la comodidad", "no a las riquezas o a la codicia", "no abandonar nunca la VIa". Librito apropiado para estudiantes de filosofía, hombres de negocio y ejecutivos, personas religiosas o espirituales, luchadores de todo tipo, militares y artistas...abstenerse superficiales, triviales e ignorantes comodones. FICHA TRATADO DE LAS CINCO RUEDAS.- Miyamoto Musashi.-Trad. Francesc Gutiérrez.-107 págs. José J.Olañeta editor. 9788497160025


comentaris

No hi ha cap comentari a aquest article

comenta
El comentari s'ha enviat correctament i està pendent de validació.