¡CÓMO PUEDES COMER ESO!

Alberto Díaz comenta: Se engaña en el peso, en las fechas de caducidad, se alteran las características del producto, se falsifica información, se usa masivamente aditivos, supuestamente autorizados, con los que se alteran sabor y color, conservar, para reducir calorías, para que brille más, para que cruja, etc. Únanse a estos los colorantes, los aromatizadores (muchos de ellos atiborrados de pesticidas) o los envases de cartón reciclado (altamente cancerígenos).
Article complet