EN BUSCA DEL SILENCIO

Alberto Díaz comenta: Lo primero que atrae de este libro es la encuadernación cómoda, agradable, acogedora que Siruela ha dado al volumen, desde la ilustración de portada, la elección de colores, las guardas repitiendo el motivo central de la portada y su utilización como separación de los capítulos, seis, y una introducción en la que Adam Ford nos hace una observación divertida y original de puro obvia: "El placer del silencio tiene que ser una de las experiencias más democráticas que existen: está a disposición de cualquiera en este mundo ruidoso, ya sea joven o viejo, rico o pobre, religioso o laico".
Article complet