UNA LIBRERÍA EN BERLIN

Toda una historia compleja de hallazgos, silencio y oscuridad, violencia y temor, sufrimiento, soledad y generosidad, altruismo y dignidad rodea no sólo las vicisitudes de este libro, sino la existencia real de su narradora, una mujer de la que no tenemos muchos datos, ni siquiera una imagen, y que protagoniza sus vivencias bajo el desorden, las amenazas y el terror de una época inicua que ha quedado como un baldón en la triste historia de la Humanidad: la Francia de la Ocupación nazi y las vivencias de una escritora judía que trata de huir de la vergonzante política antijudía del Gobierno títere de Vichy y el mariscal Petàin, marioneta de los nazis. El lector tiene en sus manos un libro apasionante, un símbolo de la fuerza de la literatura como resistencia y denuncia, a la altura literaria y humanística de "Suite Francesa" de Irene Nemirovsky. Redescubierto en 2010 -un único ejemplar editado en Suiza en 1940, hallado por un escritor francés en un mercadillo de libros usados de Niza- fue reeditado en 2015 por la editorial Gallimard con prólogo del Nobel Patrick Modiano. La autora, nacida en 1889 y fallecida en 1975 en Niza en el absoluto anonimato, era una judía polaca llamada Fryneta Idesa Frenkel, que en Francia cambiaría su nombre por el de Françoise Frenkel. En 1921 fundó la primera librería francesa de Berlín, “La Maison du Livre”, un lugar de reunión y debate para los amantes de las letras. De esa anécdota relevante pero no esencial en la historia que nos relata el libro (apenas una veintena de páginas iniciales) la edición española de Seix Barral se permite el título "Una librería en Berlín" (no imputable al traductor, Adolfo García) dejando de lado la traducción del título original "Rien oú poser sa tête" que podría traducirse libremente "sin nada donde apoyar la cabeza" o "ningún sitio donde descansar", que reflejaría con más exactitud el drama de una persona que literalmente no tiene dónde descansar de sus huidas y tribulaciones. La huida de Frenkel de la policía francesa colaboracionista y los nazis, la descripción del ambiente cosmopolita de refugiados de todas las nacionalidades, el escenario patético del Hotel La Roseraie de Niza donde viven a la espera de un salvoconducto a Suiza o a España o a América, es narrada con un estilo escueto y a veces poético, un estilo lleno de dignidad y de una ironía elegante y distanciada, una determinación plena de valor y serenidad (que será a la postre, junto con la suerte, la que llevará a la íntegra Frenkel a la salvación en Suiza. Frenkel publicó su testimonio en los años 40: lo escribió en 1943, justo tras los hechos que narra, y se publicó en 1945 en Suiza. Como sucede en demasiadas ocasiones el libro pasó desapercibido. Solo se ha encontrado una pequeña recensión en la prensa de la época sobre el texto. Lo publicó un periódico o revista, Le Mouvement féministe, el medio de comunicación de las asociaciones feministas suizas. Aunque la reseña buena, el libro no logró aparecer en otros medios, perdiéndose para el futuro el potencial y la calidad literaria de la historia, a no ser...que interviniera la suerte, como afortunadamente ocurrió en la persona de un escritor. Frenkel refleja su experiencia con una poco habitual contención emocional. Más que escribir un libro de denuncia y horror sobre las persecuciones y el terror de la vida de clandestinidad, la autora -como escribe en su dedicatoria- rinde homenaje “a los hombres de buena voluntad y valentía inagotable” que lograron “resistir hasta el final”. No hay crítica dura ante determinados comportamientos, sino un señorial desdén moral. Y dedica su esfuerzo narrativo a contarnos la generosidad de muchas personas que la ayudaron altruistamente. Su amor a la literatura, especialmente a la francesa, es otro de los elementos distintivos de este libro emocionante. Como dice Patrick Modiano en su prólogo: “Prefiero no conocer el rostro de Frenkel, ni las peripecias de su vida tras la guerra, ni la fecha de su muerte... De ese modo, su libro será siempre para mí la carta de una desconocida, olvidada en la lista de correos desde hace una eternidad y que parece que recibes por error, aunque tal vez eras, en realidad, su destinatario”. Excelente iniciativa de la editora de añadir un "Dosier" con documentación de la escritora y de sus vivencias, fotos -ninguna de ella- y papeles oficiales sobre sus pertenecías y un litigio con Alemania sobre indemnizaciones. Todo ello más que aclarar la enigmática figura de Frenkel logra aumentar la misteriosa vaguedad de su existencia. FICHA UNA LIBRERÍA EN BERLIN.- Françoise Frenkel.- Trad. Adolfo García Ortega.-293 págs.- 17,58 euros.- ISBN 9788432229992
Article complet