ORTEGA Y WITTGENSTEIN

Alberto Díaz comenta: Lo primero que me atrajo de este libro es la aparente disparidad entre los pensamientos y la figuras humanas y filosóficas de esos dos hombres. coetáneos pero tan radicalmente diferentes: era como comparar a un Sócrates o un Pitágoras con un Montaigne o un Heidegger
Article complet