La itinerante mano del panadero. - Luis Brenia

 Título: La itinerante mano del panadero

Autor: Luis Brenia

Año de publicación: 2018

Nº de páginas: 104


Luis Brenia (1963), es un escritor indie extremeño leído y reseñado por mí hace poco debido a su relato Verdadero cuento del pastorcillo mentiroso y el lobo (2017). Ahora vuelve a ocupar mi atención con un cuento de muy distinta temática, pero no menos interesante. Este escritor posee en su haber una obra literaria bastante abultada en cuanto a número de títulos, y, debido a su alto promedio de calidad literaria, no cabe duda de que aparecerá nuevamente entre mis reseñados en un futuro.

La itinerante mano del panadero es un cuento que funciona con algunas premisas de ficción que el lector debe aceptar de antemano.

Un Rey ha leído de un gran filósofo que quien sabe gestionar el obrador de una tahona y hacer buen pan está preparado para gobernar el mundo. Partiendo de este concepto sobre quien ha de ser un buen mandatario, dicho Rey hace llamar a uno de sus mejores maestros panaderos, Remigio Escotas Rivas, para que instruya al Principe en el arte de hacer pan. El panadero comenta al Rey que para que eso se pueda llevar a cabo, el Príncipe debe tener la mano derecha de tan excelso obrador del pan, o sea, él mismo. Luego queda referido que el panadero no hizo en serio el comentario, pero el Rey así se lo toma, y le da a aquél la opción de escoger una mano que no tiene por qué ser la del Príncipe. Por fin, toma la mano derecha de un gran escritor, Apolinar Llagaria Hernández. El caso es que el panadero tiene, una vez intercambiadas las manos derechas de los tres protagonistas del cuento, mediante esa mano, la capacidad narrativa del escritor; éste posee una mano principesca que le resultaría útil si se desenvolviese en ese mundo; y el Príncipe, con semejante mano, la del panadero, está preparado para conocer todos los secretos de amasar el pan para que quede perfecto, que a su vez le servirán para un mejor gobierno en su futuro reinado.

Del argumento, ya no explicaré más, pues con los datos vertidos en lo que va de reseña se puede advertir que estamos ante un cuento mágico, con reminiscencias orientales tipo Las mil y una noches. El principal escollo de estos relatos siempre es el de romper el factor de inverosimilitud, ya que es complicado, de buenas a primeras, que el lector considere que porque te trasplanten una mano de alguien que está especializado en alguna tarea en particular, ya se tiene la capacidad de llevar a cabo esa tarea igual que si se fuese el dueño original de dicha mano. Debo decir, en lo que a mí respecta, que, aunque ese factor en un principio me ha parecido renqueante, a medida que el relato avanzaba no he tenido problemas en creer que las cosas son tal y como las cuenta el narrador. En un momento determinado, al encontrarse el escritor, quien tiene problemas de rango mental debido a que no puede escribir como antes de que le usurparan su mano diestra, y el panadero, ahora muy talentoso escribiendo ya que es poseedor de la mano del escritor, le dice éste al escritor: […] y los cuentos siempre han de tener como componente lo extraordinario […]. El panadero, que en ese momento es un gran escritor, hace hincapié en que en el cuento lo imposible puede ser posible, con lo cual el relato se justifica a sí mismo y se inviste de mayor credibilidad ante el lector.

Es un cuento amable, simpático, que acaba como tiene que acabar; muy bien escrito y que por momentos hará las delicias del lector en facetas que son muy poco habituales en cuanto a la literatura se refiere, como por ejemplo que se haga referencia a cómo se ha de hacer el buen pan. El relato, al ser tan breve, no hace hincapié en la psicología de los personajes, pero bien es cierto que los define con mucha claridad, e incluso diría que con desparpajo. Las oraciones largas que nos expone el autor demuestran que hay mucha habilidad y oficio en el arte de escribir, y en absoluto se pierde el lector cuando incursiona en ellas, ya que son claras y transparentes, sin alambicamientos innecesarios.

A cualquier persona que tenga poco tiempo para leer, pero sienta ganas de pasar un buen rato con ello, le va a servir este cuento, de modo inexcusable, para incursionar en el campo de la narrativa de ficción. Lo mejor de todo es que cualquiera que lo haga dará vuelta a la última página del libro con una sonrisa en su rostro. Creo que con esto está todo dicho.





Pedro Carbonell Castillero

23/09/2020


Article complet

Cien palabras oscuras

Título: Cien palabras oscuras
Autor: Sebastián E. Luna
Año de publicación: 2019
Nº de páginas: 104

Sebastián E. Luna (1981) es un escritor madrileño que publica sus libros de modo independiente. Ha abordado varios géneros literarios, siempre con gran nivel y eficacia. Personalmente, de este autor he leído ya tres libros: Mario, despierta (2016), un thriller romántico, según palabras del propio Luna, que le hizo debutar de cara al público; Stardust (2019), un libro que recoge poemas y relatos; y esta novela corta que me ocupa hoy. En todas estas obras he podido avizorar que hay siempre en Luna un fuerte componente anímico que extrae, a veces, de sí mismo, y, a veces, como fruto de su experiencia y observación. Asimismo, es autor también de las novelas Senderos del rock (2017), una road movie relacionada con el surgimiento de una mítica banda de rock, Karen (2017), novela de terror psicológico, y Cinco pinches balas (2020), su obra más extensa y ambiciosa por el momento.
Hasta hace muy poco tiempo, porque esto ha ido mejorando, ha habido una constante en el mundo indie, y es la baja calidad de edición de las obras que se presentan al público. Me estoy refiriendo al formato físico y a la calidad de impresión y a los arreglos, y también a la presentación gramatical de los textos, que a menudo no han pasado por el pertinente corrector que los dignifique. Sin embargo en todos los libros que en mis manos he tenido de Sebastián E. Luna hay siempre una enorme calidad de edición. El autor cuida mucho la presentación de sus libros, y eso es en verdad meritorio.
Cien palabras oscuras es una novela corta de corte histórico y, según algunos, de terror. Esto último lo digo con reservas porque a mí no me lo parece, que sea de terror; más bien aborda, como su título indica, un tema oscuro. Hay un diario del explorador en el que se narra una expedición a la selva amazónica, y donde los integrantes de la aventura, embargados por malos presentimientos debido a un persistente sonido de tambores que presagian una catástrofe, encuentran a un pequeño simio en estado de casi recién nacido. La génesis del mundo resulta acariciada con cierta sensibilidad por este mono, en apariencia tamarino, que es transportado en un barco que trata de llevarlo a occidente. El barco acaba mal y el narrador y protagonista principal de la obra, Tristán Gres, quien trabaja en un circo a las órdenes de un personaje siniestro llamado el doctor Fablet, encuentra el diario y al pequeño mono.

Article complet

El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha

Título:El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha
Autor: Miguel de Cervantes
Año de publicación: 1605-1615
Nº de páginas: 874
Primera lectura de la obra: 1996
Segunda lectura de la obra: 1999
Tercera lectura de la obra: 2003
Cuarta lectura de la obra: 2020

Miguel de Cervantes Saavedra (1547-1616) es el más famoso escritor español. La crítica especializada lo sitúa en la cima de la literatura universal, junto a otros pocos autores, tales como: William Shakespeare, Dante Alighieri, Homero, Marcel Proust o James Joyce.
No cabe duda de que a un libro tan estudiado a lo largo de los siglos como El Quijote, pocas aportaciones novedosas se le pueden hacer, por tanto me limitaré a destacar aspectos que a mí me han llamado la atención. Advierto de que escribo esta reseña dando por sentado que todo el mundo como mínimo ha oído hablar del libro y de su argumento 
Cualquiera que en algún momento de su vida haya mostrado interés por la literatura sabe que la obra hoy reseñada consta de dos partes, la primera publicada en 1605 y la segunda en 1615. Diez años de diferencia son bastantes, y seguramente Cervantes, cuando en 1614 se publicó el Quijote apócrifo de Avellaneda, ya había avanzado mucho en la redacción de su segunda parte del libro. Avellaneda (que es un seudónimo de alguien que nunca se llegó a identificar) se metió con Cervantes y con su obra y sus personajes literarios. Esto le sentó muy mal a Cervantes; no sólo porque la segunda parte apócrifa tiene bastante menos nivel que la obra cervantina, sino porque hacía de su inmortal pareja unos personajes casi siniestros, sucios y estúpidos. Cervantes, ante esto, se apresuró en escribir lo que le restaba de su segunda parte para darle fin, y es aquí cuando acaba de rematar la inmortalidad de su obra, pues, como ejemplo y para que se observe el colosal ejercicio metaliterario, casi al final del libro hace que aparezca un tal don Álvaro Tarfe. Este personaje es, después de Quijote y Sancho, el principal en la obra de Avellaneda. En el Quijote cervantino, don Álvaro se da cuenta de que ha estado con unos falsos Quijote y Sancho, y, ante el alcalde del lugar, testifica y firma que los verdaderos Quijote y Sancho son los del libro cervantino. Esto, que en la novela resulta casi anecdótico debido a la colosal importancia que tiene en su conjunto la obra, es un ejercicio sin parangón en la literatura universal, como ejemplo de cómo la ficción y la realidad se pueden mezclar para producir Arte.
Se producen tres salidas caballerescas por parte de don Quijote en todo el libro; dos en la primera parte y la tercera en la segunda parte. En la primera salida (muy breve), don Quijote es armado caballero por un ventero y luego, al marchar de la venta, tiene un percance con un labrador que está castigando a un muchacho empleado suyo. Aplica ahí justicia caballeresca y luego regresa a casa, donde se produce la tan famosa quema de libros. Muchos críticos consideran que en realidad esta primera salida es una novela corta, o puede que una protonovela que da comienzo al vasto y complejo conjunto que es la totalidad de la obra. La segunda salida, ya junto a Sancho Panza, se da toda ella en el primer libro. Aquí la novela empieza a adquirir forma y los sucesos se van encadenando sin solución de continuidad: batalla con los molinos de viento, combate con el vizcaíno, encuentro con los cabreros y romance de Marcela y Grisóstomo, el simpatiquísimo episodio con los yangüeses, en el que Rocinante realiza una escapada en busca de la yeguada, etc. Y así, episodio tras episodio, hasta que don Quijote y Sancho se encuentran con el cura y el barbero, que intentan llevarlos de retorno al pueblo. Hasta que se produce la llegada al pueblo, hay intercalados varios relatos, y dos de ellos son independientes respecto a las aventuras de nuestros héroes. Se trata de la novela corta El curioso impertinente y del relato del cautivo. Estas piezas breves, además de encontrarse casi seguidas en el libro, interrumpen la novela y hacen que el ritmo se ralentice, y que el lector sienta extrañamiento y añoranza por no poder continuar con las hazañas de don Quijote y Sancho. Luego hay también un relato muy extenso que se integra en las aventuras de don Quijote y Sancho e interactúa con ellos; se trata de las cuitas amorosas entre Dorotea, Cardenio, Fernando y Luscinda.
El primer libro acaba con el regreso al pueblo y con la promesa cervantina de continuar con las aventuras de nuestros héroes en un segundo libro, donde tiene pensado llevarlos a unas justas en Zaragoza.
Article complet

Regala #Libros y pasa unas #Navidades de de “En, Sueños” con YoL De Yeste en Librería Serret

 Yol de Yeste, la niña del silencio, aprendió a escuchar desde el corazón, desde su nacimiento, desde que a su madre le dijeron que su bebé, ajena al mundo de los ruidos, jamás entendería sus cuentos. Ellas no se resignaron y obstinadas en conservar la tradición oral de los pueblos de su bisabuelo, siendo silencio, Yol se los cuenta hoy a sus hijos y a todo el que quiera escuchar; los ha escrito y saldrán a la luz en diciembre. Son y serán 'Sueños desde el silencio', pero desde sus páginas 'gritarán' no sólo una tradición oral de Granada, Almería y Córdoba, sino también la historia de una niña que hoy siendo mujer ha conseguido que los cuentos que se han ido contando de padres a hijos y que le contó su madre no se pierdan, no se olviden, no dejen de contarse. Su autora, seguramente será próxima protagonista de otros libros, es la niña del silencio que ella fue. La pequeña que se hizo mayor y que a base de «lucha diaria» es hoy digna de admiración. Su madre nunca se resignó y consiguió mucho más de lo que se propuso
https://www.ideal.es/almeria/v/20131124/cultura/yeste-suenos-desde-silencio-20131124.html
Article complet

El anarquista que se llamaba como yo

 No es un libro de historia. Aunque narre hechos históricos. hay un fondo sumamente literario en este libro que parece rezumar ecos de estilos y presencias que van desde Pio Baroja (una de cuyas novelas "La familia de Errotacho" ya había narrado los sucesos de 1924) a Galdós, Blasco Ibáñez, Unamuno y Ortega (los tres últimos convertidos en personajes circunstanciales de la novela).
Article complet

1
2
3
4
5
...8>