UNA DIRECCIÓN EQUIVOCADA

Alberto Díaz comenta: En esta novela deliciosa, el nudo criminal no se encuentra en una mansión del Yorskhire sino en Manhattan y las cercanías de Nueva York y los protagonistas tienen el desenfadado acento de Yale en lugar del afectado y ceremonioso aunque juvenil de Oxford o Cambridge
Article complet