VIDA EN EL JARDÍN

 Alberto Díaz comenta: Sin duda apreciarán que es una obra eminentemente británica, inglesa, con ese encanto añejo, irónico y lleno de humor que tiene la autora cuando nos habla del jardin de su infancia en las afueras de El Cairo y de los sucesivos que fue cuidando a través de su larga vida (ha cumplido 86 años). Su erudición botánica es un reto para cualquier aficionado y un motivo de asombro para los legos (entre los que me encuentro). 
Article complet